Se durmió Paraguay

El equipo guaraní vencía a Qatar con facilidad pero el partido terminó empatado.



Qatar, el campeón de Asia, sorprendió este domingo al empatar de atrás 2- 2 con el Paraguay del argentino Eduardo Berizzo en el Grupo B de la Copa América, en un partido que se le había puesto muy cuesta arriba cuando perdía 0-2.

Los guaraníes abrieron el marcador en el desangelado estadio Maracaná con un penal anotado por Óscar Cardozo en el minuto 4 y ampliaron en el 56 con un disparo imparable de Derlis González.

Los qataríes, que saltaron el césped sin complejos y dejaron pasar tres oportunidades de gol, descontaron en el 68 con un soberbio disparo de Ali Almoez desde el borde del área grande que entró por la escuadra izquierda del Gatito Fernández.

E igualaron en el 77 con un gol del defensa Boualem Khoukhi tras un gran jugada colectiva.

“Es resultado justo, hemos merecido el punto conseguido”, declaró en rueda de prensa tras el partido el DT de Qatar, el español Félix Sánchez.
Pese a los dos goles en contra, “el equipo ha demostrado que seguía teniendo fe” y “ha tenido la actitud de querer ir a por el partido, lo que es muy positivo para nosotros”, agregó.

Con este resultado, guaraníes y qataríes se quedan en segundo lugar del Grupo B con 1 punto, por detrás del líder Colombia (3) y la colista Argentina (0).

“No supimos aprovechar la ventaja y ahora nos vamos con un sabor amargo”, dijo Derlis González, autor del segundo tanto guaraní con un espectacular remate desde fuera del área.

Invitados a participar, los qataríes, anfitriones del Mundial-2022, sintieron en los primeros compases la presión de debutar en un templo como el Maracaná, en Rio de Janeiro. Pero fueron ganando fuelle, desplegaron un juego fresco y potente y, solo en el primer tiempo terminaron desaprovechando tres ocasiones de gol.

En el minuto 1, un error del portero Saad Al Sheeb a punto estuvo de costarle un gol, y en el 4 los escarlatas le allanaron el camino a los guaraníes al provocar un penalti que nadie cuestionó.

El defensa Fabián Balbuena cabeceó un centro del volante Miguel Almirón, la estrella paraguaya, pero el balón encontró las manos del defensa Pedro Correia. El veterano Tacuara Cardozo hizo el trabajo con potente trallazo que desató la alegría del escaso público -en su gran mayoría paraguayo- en la capital carioca.

Los qataríes, que bajo las riendas de Félix Sánchez derrotaron en febrero a Japón en la final de la Copa de Asia, no se rindieron, y empezaron a tocar el balón, en busca de Ali Almoez, máximo exponente del nuevo fútbol de este país y máximo goleador del torneo asiático con 9 tantos, y su escolta Akram Afif.

En el 6, Hassan Alhaydos se adentró hacia el campo guaraní y disparó desde 30 metros, pero el balón salió por las nubes.

A partir de entonces el partido se equilibró. Paraguay buscó también imponer su juego, moviendo el balón y buscando romper líneas para llegar a su tridente, que además
de Cardozo incluye a Hernán Pérez y Cecilio Domínguez.

Y Qatar hizo lo propio, cada vez más seguro de sí mismo. En el minuto 15, Alhaydos no alcanzó a rematar a placer en el área chica un centro raso desde la izquierda.

Pérez dispuso en el 36 y 37 de dos buenas oportunidades, al rematar un centro picado y al disparar con la zurda un balón suelto que terminó en las manos del arquero qatarí.

Hacia el final de la primera parte, el arquero Júnior Gatito Fernández, portero del Botafogo e hijo del mítico portero de la selección paraguaya Roberto Gato Fernández, salvó a los guaraníes del empate en dos ocasiones, al atajar magistralmente dos disparos a bocajarro de Alhaydos y Ali Almoez.

En la segunda mitad, el técnico argentino Eduardo Berizzo cambió a Pérez por Derlys González, delantero del Santos paulista, que resultó ser un revulsivo para el ánimo guaraní, que avanzó las líneas con la idea de resolver el encuentro y pronto obtuvo sus frutos.

En el 50, Almirón se internó por la derecha y sacó un centro cruzado que empujó Cardozo a la red. Pero el gol fue invalidado por el VAR por fuera de juego.

En el 56, el golazo de González, con trallazo que dejó tieso al portero qatarí, parecía liquidar el partido en favor de Paraguay.

Pero entonces, los escarlatas volvieron a reunir fuerzas y buscaron mucho el contraataque, sobre todo por la banda izquierda, con el rapidísimo Karim Hassan Abdel, que se convirtió en una pesadilla para la defensa guaraní.

Tras empatar con Almoez y Khoukhi, los paraguayos pasaron de verse vencedores a sudar la tinta gorda para conservar el empate.
Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20