"Pity" Martínez sufrió un desgarro

Es de grado 1 en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Dependerá de una recuperación milagrosa para jugar la revancha de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores ante Independiente, dentro de ocho días.

Martínez, que con un golazo abrió el camino de la victoria en el Superclásico frente a Boca, se realizó estudios hoy en una clínica porteña y los resultados que se le comunicaron al cuerpo médico encabezado por Pedro Hansing no fueron positivos.

Si bien había afirmado que se sentía "mucho mejor" de la molestia muscular que lo obligó a abandonar el Superclásico a los 20 minutos del primer tiempo, el resultado significa una mala noticia para el entrenador Marcelo Gallardo. "Me siento mucho mejor que ayer, pero está la molestia ahí.

Van a revisar las imágenes y a hablar con Pedro Hansing (médico de River), pero creo que estamos bien", había dicho Martínez, en declaraciones a la prensa en la puerta de la clínica.

El "Pity", que fue reemplazado a los 22 minutos del primer tiempo por Juan Fernando Quintero, tuvo una lesión muscular en el isquiotibial de la pierna izquierda y salvo un milagro se perderá la revancha frente a Independiente, el martes 2 de octubre, en el estadio Monumental, y con un 0-0 en la Ida.

Martínez, que también iba a ser convocado por Lionel Scaloni para la Selección argentina, estuvo en un centro de salud del barrio porteño de Belgrano.

Ya empezó a recuperarse

El mediocampista mendocino contó que el dolor lo sintió en la jugada en la que le tiró un caño a Leonardo Jara y luego fue derribado por el colombiano Wilmar Barrios.

"Fue cuando me movió la pierna en el foul, hice un mal movimiento y sentí la molestia pero no fue tan grave", explicó Martínez.

El "Pity", antes de conocer el desenlace de sus estudios, ya había hablado sobre iniciar la recuperación, y de hecho estuvo junto al grupo que menos participó o quedó fuera del Superclásico, que se entrenó en el estadio Monumental.

"El dolor era más ayer, hoy me levanté bien, pero quiero empezar a recuperar desde ahora, que me voy al club, más allá de los resultados que digan", dijo, antes de realizar una práctica diferenciada.

Sobre las repercusiones de la victoria en La Boca, Martínez admitió que le costó "dormir" luego de la adrenalina que se vivió en el partido y en el retorno al Monumental, con los hinchas que se acercaron.

"Cuesta dormir, anoche costó bastante, lo disfruté con mi hermano y un amigo que estuvieron en casa conmigo, así lo fuimos viviendo, disfrutando a mi manera. Ahora hay que esperar que pase este día y esperar los resultados positivos y cerrar lo de ayer", indicó.

Consultado sobre lo que significó la volea con la que abrió el resultado, el "Pity" dejó una linda frase: "El mejor gol de mi vida fue mi hija, pero espero seguir jugando clásicos y convirtiendo. Me gusta jugar estos partidos, somos privilegiados, entonces hay que tratar de vivir minuto a minuto".

"No jugamos un partido perfecto, pero estuvimos unidos como quiere el técnico para cumplir lo que dice él, después lo que salimos a jugar somos los once, estamos unidos y esa es la diferencia", analizó.

Por último, Martínez eligió poner la cabeza en el encuentro del próximo viernes frente a Lanús, por la séptima fecha de la Superliga.

"A partir de mañana ya cuando nos juntemos a entrenar dejaremos atrás el Superclásico, ahora el viernes tenemos un partido muy duro con Lanús que esperemos tener un buen resultado y traer una victoria a casa", finalizó.

Temas en esta nota: