Guardia del Monte de Toay fichó a una chica

Luz Marina Torres Olguín, una una de las primeras pibas en ser fichadas por una Liga afiliada a la AFA.

Hace tiempo que el fútbol femenino dejó de ser una promesa para convertirse en realidad, no solamente a nivel nacional, sino también en el ámbito de La Pampa.

Durante este año se desarrolló por primera vez el Torneo Provincial de Fútbol Femenino en todo el territorio provincial, organizado por el Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa.

El equipo del Sindicato de Obreros Municipales (SOEM) de General Pico se convirtió en el primer campeón al derrotar a Femegol de General Acha en la final que se disputó en Santa Rosa.

Sin embargo, la Liga Cultural y también la Pampeana abrieron sus puertas para que las pibas puedan desarrollar la actividad que durante muchos años fue exclusividad de los varones.

En busca de igualdad

En el último boletín de la Liga Cultural, se oficializó el fichaje de Luz Marina Torres Olguín (categoría 2007) como jugadora de Guardia del Monte de Toay.

No es la primera futbolista mujer en participar en una Liga directamente afiliada a la AFA, pero sí una de las primeras en hacerlo en el ámbito de la Liga Cultural.

“En Guardia ya tenemos otra chica, Clara Inés Ávila (categoría 2006), que es la primera piba que fichamos en el club”, explicó Elba Tula, la coordinadora del fútbol menor de El Cacique.

Ávila comenzó a principios de año, mientras que Torres Olguín llegó a Guardia desde el fútbol femenino de Toay hace 15 días.

Cuando se le consultó a los dirigentes liguistas, explicaron que desde AFA permiten fichar jugadoras siempre y cuando no haya un Departamento de Fútbol Femenino en la Liga que se ocupe de la actividad.

En ese sentido, adelantaron que la Liga Cultural tiene en carpeta para mediados del próximo año precisamente conformar un Departamento de Fútbol Femenino que dependerá directamente de la Liga.

Otros casos locales

Uno de los casos más reconocidos en la Liga es el de Tais Nouviale (categoría 2004), que juega en Quinta División de Unión de Miguel Riglos e incluso convirtió goles.

“Ella juega en Unión desde hace muchos años, es buena. Está fichada en el club", relata el coordinador de las Divisiones Formativas, Oscar Wunderlich.

También en Huracán de Guatraché hubo un caso de una niña, Ingrid Martins, que vistió la camiseta del Globo en los torneos de fútbol infantil, pero que no llegó a ser fichada.

“En un momento intentamos ficharla y nos dijeron que no se podía. Luego dejó de jugar”, recuerda Franco Barragán, responsable del fútbol menor del club sureño.

All Boys es vanguardia

All Boys de Santa Rosa y Unión Acha son otros de los clubes que integraron a las pibas con los pibes. Precisamente, el club achense tiene a tres chicas jugando en el fútbol infantil (no en las divisiones inferiores), aunque también aclararon que no están fichadas oficialmente en la Liga.

“En All Boys hay varias chicas”, cuenta el coordinador del fútbol infantil, Luciano Roo. “Tenemos fichada en la Liga Cultural a Agustina Maldonado (categoría 2009) que es muy buena”, resalta. También contó el caso de la hija del presidente del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical, Hipólito “Poli” Altolaguirre, que también viste la camiseta Auriazul.

Temas en esta nota: