Ejemplar sanción a Cristiano

Lo suspendieron por cinco partidos por empujar al árbitro.

Finalmente, Cristiano Ronaldo recibió una sanción de cinco partidos después de que el árbitro del clásico que lo expulsó reflejara en el informe del partido que sufrió un "empujón leve" del portugués en el clásico que Real Madrid le ganó a Barcelona por 3 a 1 y en el que CR7 metió uno de los goles del conjunto ganador.

Ronaldo, que vio dos amarillas en la ida de la Supercopa disputada anoche en el Camp Nou, es sancionado con un partido por la expulsión y otros cuatro por el empujón al árbitro Ricardo de Burgos Bengoechea, aunque Real Madrid podría apelar la sanción.

En apenas tres minutos de juego, Cristiano se convirtió en gran protagonista del clásico de ida de la Supercopa de España entre Real Madrid y Barcelona, que terminó 3-1 con victoria blanca en el Camp Nou.

Primero anotó un gol soberbio que supuso el 2-1 y tras el cual fue amonestado por quitarse la camiseta para festejar.

Apenas unos segundos después, el portugués cayó derribado en una disputa con el francés Samuel Umtiti y el árbitro del partido, Ricardo De Burgos Bengoetxea, interpretó erróneamente que había simulado su caída. Así, le sacó la segunda tarjeta amarilla y lo expulsó.

Fue ahí cuando Cristiano, incrédulo por la decisión del juez, lo empujó levemente con sus manos por la espalda. Una acción que fue recogida en el acta arbitral y que podría tener consecuencias muy negativas para el delantero.

"Una vez mostrada la tarjeta roja, dicho jugador me empujó levemente en señal de disconformidad", señaló De Burgos Bengoetxea en su informe.

De acuerdo a la reglamentación vigente, a Cristiano Ronaldo podrían castigarlo con cuatro a doce partidos de sanción por dicha acción, más allá de que el Real Madrid podría recurrir la expulsión al demostrarse por televisión que se trató de una expulsión injusta.

Temas en esta nota: