Crisis económica: las cooperativas pampeanas no aguantan más

El presidente de la FePamCo, Carlos Santarosa, dijo que es imposible en el actual contexto pensar en una rebaja al comercio y la industria. Aseveró que Nación generó un "desmadre" con los aumentos en el costo de la compra de la energía. Se incrementa la morosidad de usuarios.

"¿Hasta cuándo podemos aguantar? Hasta ayer". El que trazó el sombrío panorama para las cooperativas pampeanas fue Carlos Santarosa, presidente de la Federación Pampeana de Cooperativas. Así describió la situación que afrontan las entidades solidarias como consecuencia del "desmadre" que provocó el gobierno nacional al aumentar de semejante modo el valor de la energía que se compra.

"Hace unos meses que venimos viendo una situación complicada, que empeora, como la realidad de todos. La situación económica del país ha empeorado. Nuestros únicos ingresos son las tarifas por los servicios de prestamos, regulada por el gobierno. Es complicado acompañar con tarifas el aumento de costos de prestación", aseguró Santarosa a un periodista de El Diario.

Explicó que en ese panorama será imposible pensar en una rebaja para sectores industriales y comerciales, como se evaluó en algún momento. Dijo que se necesitan subsidios o tocar un poco más la tarifa para afrontar costos.

"Desde abril -dijo- pagamos sueldos con nuevos valores, por la paritaria. Pero no es fácil trasladar eso a los usuarios, y pensamos que debemos recibir algún tipo de subsidio para afrontar los costos. Tenemos componentes que están a precio dólar, más el aumento de los combustibles, llevamos tres meses con nuestras economías mal. Y si la CPE, que es la que más espaldas tiene, siente el impacto, se imaginan que el resto lo siente mucho más", señaló el dirigente.

Explicó que "cualquier otro servicio puede trasladar el costo. Pero con la energía las tarifas las pone el gobierno, siempre de manera consensuada. Es una encrucijada. Porque la gente no puede pagar más tarifas. Nosotros pagamos un poco los platos rotos de los aumentos tan grandes de la compra de energía de Nación. ¿Cómo hacemos para cubrir ese aumento de los costos?", se preguntó.

Dijo que en ese contexto "estamos en charla permanente con APE".

También ratificó lo que ya no es un secreto: "Ha aumentado la morosidad, además. Es normal: la gente cuando llega a esta situación complicada para pagar, muchas veces no paga. Porque no somos una multinacional que corta los servicios indiscriminadamente, tenemos contemplaciones, nos conocemos, son vecinos, sabemos de esas situaciones".

"Estamos permanentemente buscando soluciones, pero la situación de las cooperativas es muy complicada", reiteró el presidente de FePamCo.

Acerca de las tarifas industriales y comerciales, ratificó: "No podemos bajo ningún punto subsidiar, con este panorama. Es una frazada corta: si se tapa un lado, se destapa otro". "Hay que tocar las tarifas un poco, no hay otra", agregó.

"El comerciante -completó- traslada el costo de su mercadería al mostrador, también aumentan las prepagas, es entendible. Nosotros no podemos, pero no tenemos otra forma. La gente soportó un aumento tan grande en el valor de la compra que puso Nación en estos dos años y se armó un desmadre. Ahora ni podemos hacer lo que hicimos toda la vida, analizar costos y establecer una tarifa razonable".

 

Temas en esta nota: