Advierten por la “violencia” de los sectores antiderechos

El inicio del debate en el Senado respecto de la ley de interrupción voluntaria del embarazo generó discusiones. La senadora del peronismo pampeano, Norma Durango, diferenció arremetidas violentas de los espacios y personas que aportaron argumentos. Confía en que los pampeanos votarán a favor. El debate en vivo.

La senadora pampeana Norma Durango advirtió que los sectores antiderechos que reforzaron sus presiones en las últimas horas para evitar una ley de interrupción voluntaria del embarazo aplicaron incluso en el Senado una “violencia implícita que extrañó mucho”.

La legisladora diferenció la argumentación de quienes propician la sanción de la ley, de la ofensiva de espacios y referentes antiabortistas. Confirmó que la votación será pareja y calculó que los pampeanos se inclinarán por la positiva.

Durango dijo que a este debate en comisiones, en principio, “lo vivimos con altibajos, los que estaban a favor daban argumentos sólidos y calmos, los que estaban en contra con una violencia implícita que extrañó mucho”.

Estamos en una cierta paridad. Los que estamos a favor de votar de Diputados tal cual vino, los que quieren modificaciones para una dilatación encubierta y los que están absolutamente en contra”, enumeró después.

Frente a esa realidad, contó, “hemos decidido trabajar martes y miércoles para adelantar la posibilidad de que el 8 de agosto pudiéramos llevar el dictamen al recinto el proyecto que vino de Diputados. Esperemos un razonamiento lógico, que los legisladores no piensen que deben legislar sobre lo que quieren sino pensando en la salud pública y no en sus cuestiones personales. Los abortos existen, eso lo sabemos todos. Y van a seuir existiendo, salga o no la ley. Estamos optando entre la legalidad y la clandestinidad. Lo que estamos debatiendo es en realidad eso”.

Durango se refirió a los otros senadores pampeanos. Sobre su compañero de banca el pampeano Daniel Lovera, dijo que“creo y confío que va a votar a favor y confío en que (el radical Juan Carlos) Marino va a votar a favor, es pampeano y La Pampa es pionera en implementar derechos de las mujeres y concientizar a la comunidad. Los pampeanos, y mi respeto a los que no están de acuerdo, tenemos conciencia de tantos años de implementar leyes a favor de los derechos de las mujeres”, aseveró.

También recordó que el gobernador Carlos Verna “ya había anunciado que estaba a favor de que las mujeres decidieran sobre su cuerpo. Lo dijo el primero de marzo (en la inauguración del período ordinario de sesiones legislativas). No fue una especulación política”.

“No es una cuestión de fe”

La senadora Durango remarcó que “esto no es una cuestión de fe. Es una cuestión de salud pública. Las iglesias están haciendo un avance mucho mayor que el que hicieron en Diputados. Cada uno y cada una tendrá que evaluar la función que cumple y para qué ha sido votado o votada, si para implementar políticas públicas o por cuestiones personales”.

Señaló que “tenemos las opiniones del ministro de Salud de la Nación (Adolfo Rubinstein), que está de acuerdo y que además ha dicho que la salud pública está preparada para cumplir con esta ley. Y el ministro de Salud de nuestra provincia (Mario Kohan) ha dicho lo mismo”.

Respecto de los números necesarios para que salga la ley, evaluó que “hoy estamos todavía con dificultades, pero confiamos en que con respeto y argumentos podamos convencer a senadores y senadoras que están con indecisiones. Hay muchos. Esos indecisos pueden escuchar los argumentos que tenemos para convencerlos”.

“Estamos militando, no en las redes sociales porque hay mucha violencia -insistió en declaraciones radiales-. Hay ayuda de los medios más chicos, que llegan a una población vulnerable. Los abortos clandestinos se los hacen las mujeres con menos posibilidades económicas y abonan un mercado negro, es la verdad”, completó.

Temas en esta nota: