Nuevo ataque de los "caza Uber"

Buenos Aires, 11 julio (NA) -- Un automóvil cuyo dueño lo había utilizado para trabajar como chófer de la empresa Uber fue pintado e incendiado cuando se encontraba estacionado en una calle del barrio porteño de Villa Devoto.

Las sospechas apuntan a que se trató de un nuevo y violento ataque de los "caza uber", que estarían vinculados a taxistas que se oponen al servicio ofrecido a través de una aplicación para celulares, al calificarlo de ilegal y por lo tanto, de competencia desleal.

Ésta vez, el atentado que terminó en una destrucción casi total, se llevó a cabo alrededor de la 1:00 en la calle Simbrón al 4.600, de esa zona del noroeste de la Ciudad.

Un automóvil Chevrolet Classic de color blanco quedó envuelto en llamas, mientras que en una de las puertas podía leerse la palabra "Uber" con grandes letras de color rojo.

El dueño del vehículo atacado, un joven de 27 años, había trabajado como chófer de la aplicación con el vehículo entre los pasados meses de diciembre y enero, aunque en la actualidad se encontraba totalmente ajeno a esa actividad, mientras que el auto era actualmente utilizado por su esposa, indicaron fuentes del Gobierno porteño al portal Infobae.

El hecho fue caratulado como "incendio y otros estragos", con intervención de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas número 24, a cargo de Rodrigo Pagano Mata.

Los ataques contra vehículos de Uber u otros servicios de remises similares se repitieron en la Ciudad de Buenos Aires en los últimos meses.

En general se trata de disparos con armas de aire comprimido o postas de goma, que dañan cristales de vehículos, con riesgo para el conductor y pasajeros.

El 2 de julio pasado, la Justicia porteña resolvió procesar sin prisión preventiva a un taxista "caza Uber", Martín Facundo Senson, de 32 años, al imputarlo por los delitos de "lesiones leves, daños y coacción" por haber atacado a dos chóferes del servicio Cabify, que funciona en forma legal en la Ciudad.

Temas en esta nota: