Proyectarán “Soldado Argentino” para recaudar fondos para “Nacho” Portillo

Autoridades de la Asociación Italiana “XX de Septiembre” y de la Asociación de Veteranos de Guerra “Alberto Amesgaray” anunciaron la proyección el próximo domingo de la película “Soldado Argentino, solo conocido por Dios”. 

General Pico (Agencia) - En una conferencia de prensa realizada en el hall del Cine & Teatro Pico, autoridades de la Asociación Italiana “XX de Septiembre” y de la Asociación de Veteranos de Guerra “Alberto Amesgaray” anunciaron la proyección el próximo domingo de la película “Soldado Argentino, solo conocido por Dios”, con la intención de recaudar fondos para ayudar al nadador piquense Ignacio Portillo. El deportista necesita apoyo económico para poder cumplir su sueño de ser uno de los integrantes de la delegación argentina que en marzo de 2018 participará del “Desafío del Atlántico Sur”, que se llevará a cabo en las frías aguas de las islas Malvinas.

Claudio Mateos, referente de la entidad Tana, contó que la iniciativa surgió de los propios Veteranos de Guerra, quienes “propusieron la idea de hacer alguna actividad como para juntar fondos para la participación de Nacho en esta cruzada, que va a ser muy importante. La Asociación Italiana quiso estar presente de alguna forma y colaborar, así que el día domingo vamos a proyectar “Soldado Argentino...” para juntar plata y ayudarlo”. Precisó que dicha proyección se realizará en el Cine & Teatro Pico, desde las 20:30 horas, con una entrada que solo costará 50 pesos.

Por su parte, Pedro Mercol, presidente de la Asociación “Alberto Amesgaray”, sostuvo que para su agrupación “es muy importante poder apoyar a Nacho en esta gesta, para seguir malvinizando. Cuando él vino y nos propuso esta actividad de unir a nado el estrecho, desde un primer momento le dijimos que le íbamos a ayudar a cumplir su misión. Por eso nos sentimos más que contentos de poder ayudarlo a cumplir su sueño”.

“Para nosotros el valor simbólico de tener a Nacho con tan corta edad haciendo este desafío es muy importante, como exveteranos, piquenses y pampeanos”, agregó.

El desafío

Portillo, de solo 16 años de edad, explicó en primer término cómo es la disciplina deportiva en la cual desde hace meses se desempeña exitosamente. “En aguas abiertas se puede dividir en dos los desafíos que los nadadores pueden afrontar. Unas son las competencias donde se propone como objetivo hacer una gran distancia, y las otras donde el objetivo son soportar las bajas temperaturas”.

“El Desafío del Atlántico Sur, que así se llama, consiste en ir una semana a las islas Malvinas y, tras una aclimatación, se realizará una competencia que se realizará el primer día de 2 kilómetros en traje de neopreno. El segundo día va a ser 1 kilómetro en maya normal, más natural”, contó y precisó que el evento está programado para marzo de 2018. Indicó que el 11 de ese mes partirán hacia Malvinas, donde permanecerán al menos hasta el 18.

“Es una competencia muy costosa, fundamentalmente porque se realizan dos viajes, uno de Argentina a Chile y otro de Chile a las islas Malvinas. Aparte de la vuelta, tenés el hospedaje allá y la comida que se paga todo en dólares, lo que hace los costos muy elevados. También hay que tener en cuenta que si bien la competencia es una semana, puede que los tiempos se alarguen por el tema de las condiciones climáticas y los vuelos”, aclaró el adolescente, cuyo principal rival en esta iniciativa es lo económico, por lo que con su familia busca sponsors oficiales y privados que le permitan cumplir su sueño y ser unos de los 30 nadadores argentinos que estarán en las islas.

Consultado por el entrenamiento con el que llegará al evento, señaló que “si uno se pone a pensar el cambio de una pileta climatizada a nadar a la intemperie en un lugar tan al sur, uno piensa ¿cómo se hace? Bueno, a nosotros nos van a dar una semana de aclimatación allá para adaptarnos a la temperatura. Yo ya he competido en aguas frías, así que tengo experiencia en la aclimatación, cómo prepararme y cómo ingresar a aguas con esas temperaturas”.

El chico piquense comentó que una de las cosas que sus compañeros más experimentados le trasmitieron es la necesidad de que se prepare mentalmente para lo que será estar en Malvinas. “A nosotros ya nos advirtieron que allá el único lugar donde podemos desplegar una bandera argentina es en el cementerio y nos contaron que ni bien nos bajemos lo primero que vamos a ver es una bandera inglesa. Nosotros tenemos que mentalizarnos e irnos preparando para eso”, dijo.

Finalmente, le dedicó unas palabras a los veteranos piquenses, para quienes tiene “un agradecimiento enorme, porque desde el primer momento que supieron de esto se acercaron, me invitaron a compartir con ellos en la Asociación, buscaron diferentes formas de ayudarnos. Me hicieron sentir muy apoyado y bienvenido”.

Temas en esta nota: