El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

Llegando ya a fin de año, nos encontramos con tres noticias graves de problemas ambientales en nuestro país. Por eso, en la columna ambiental de hoy vamos a ver qué está pasando en los campos del noreste de La Pampa, el derrame de petróleo en el Río Colorado y la creación de la nueva ley minera en Chubut que habilita, de manera muy conflictiva, la megaminería en esa provincia.

Escribe: Ing. Florencia Srur*

Pese a que estos tres conflictos que vamos a relatar puedan no tener relación alguna a simple vista, se asemejan en el eje del manejo de los recursos naturales y cómo un mal manejo, tanto desde el sector privado como estatal, puede perjudicar nuestra calidad de vida. Vamos a empezar relatando de norte a sur cartográfico.

En la segunda semana de diciembre del 2021 acontecieron varios eventos de precipitación que provocaron inundaciones en el noreste de la provincia de La Pampa. Ante esto, se estima que hubo pérdidas económicas millonarios por parte de varios productores agrícolas de la región. Pero entonces, analizamos desde una mirada ambiental y pensamos en los beneficios del pastizal natural, vegetación característica natural de la zona. Los pastizales protegen el suelo y le dan características y propiedades únicas, como porosidad y estructura. Esto es fundamental para que la vegetación y las especies animales puedan prosperar en este ambiente, de esta manera, hay un equilibrio, la vegetación nativa y diversa (cantidad de especies diferentes) ayuda a mejorar el suelo y lo protege para poder crecer mejor. Cuando se remueve la vegetación nativa, el suelo queda expuesto al viento (lo que provoca voladura de suelo) y al agua. Cuando llueve sobre un pastizal, la gota no impacta directamente sobre el suelo, pero cuando el suelo no tiene esa cobertura vegetal, el impacto de la gota hace que se compacte y su capacidad para infiltrar (o absorber agua para luego pasar al agua subterránea) disminuye y se encharca o inunda. En un monocultivo agrícola, la diversidad de especies es nula (hay solo una especie de planta) y dependiendo el manejo de cosecha, el suelo puede quedar desnudo parte del tiempo. Esto hace que su capacidad para actuar como una esponja e infiltrar disminuya, aumentando las probabilidades que se inunde. Con esto no sugiero que no haya más agricultura, solo que hay técnicas agrícolas más sustentables que evitan estos problemas asociando cultivos a otras plantas para que el suelo no quede desprotegido.

Bajemos un poco en el mapa y vamos al Río Colorado. El viernes 10 de diciembre de 2021 ocurrió un derrame de petróleo en cercanías de la localidad de Catriel, Río Negro con un volumen total estimado de 3200 m3 de crudo que afecto unas 21000 ha de suelo. Una tragedia. Más si tenemos en cuenta que ocurre a unos pocos cientos de kilómetros aguas arriba de la toma de agua potable que consumimos muchas personas pampeanas. Afortunadamente el derrame no llegó al río, pero nos pone en jaque de pensar qué hubiese pasado si hubiese llegado. Pese a que existen varias técnicas de contención de hidrocarburos, que dicho sea de paso se aplicaron por las dudas, en algunas partes cercanas del río, como barreras de contención flotantes que atrapan el crudo y luego con bombas se lo recupera, el daño a los demás componentes del sistema natural ocurrió. Además, puso en alerta a la población que no dudó en reaccionar en redes sociales advirtiendo sobre el peligro del asunto y su preocupación.

Por último, nos movemos a Chubut, donde el 15 de diciembre se aprobó la Ley de Zonificación Minera para la Meseta Central para extracción metalífera química de plata, cobre y plomo. Esta ley, parece contradecir a la Ley n° 5001/03 que expresa en su artículo 1° “Prohíbase la actividad minera metalífera en el ámbito de la Provincia del Chubut, a partir de la sanción de la presente Ley, en la modalidad a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera.”. Ante esto, hubo disturbios y represión a las personas que salieron a la calle a expresar su voluntad de revocación de esta nueva ley que pone en peligro su calidad de vida.

En definitiva, y como conclusión, dicen que “el hombre es el lobo del hombre”, y creo que es verdad, pero también, que podemos tomar conciencia y cambiar.

*Ingeniera en Recursos Naturales y Medio Ambiente. MPn°365. Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.