El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

¿Es posible que empresas y países estén en contra de medidas científicamente adecuadas para mitigar o reducir la incidencia del Cambio Climático? Claro que sí, por eso en la columna ambiental de hoy vamos a ver qué pasó en estos días y por qué es un escándalo.

Escribe: Ing. Florencia Srur

La empresa de noticias internacionales BBC, informó el día Viernes 21/10 que se filtraron varios documentos pertenecientes a empresas y gobiernos que piden a la Organización de Naciones Unidas (ONU) cambiar un informe científico fundamental sobre cómo abordar el cambio climático a su favor, a un mes de la cumbre Climática COP26 en Glascow. Pese a ser un escándalo internacional, en realidad no llamó tanto la atención que diferentes voces se hayan alzado en contra de medidas que restringen la producción. Veamos caso por caso. Pero primero, un poco de contexto.

Todos los años se realiza una conferencia internacional organizada por la ONU donde se abordan estrategias para apalear, mitigar y disminuir los peligros que ocasiona o puede ocasionar el Cambio Climático. Sin embargo, este año es especialmente importante debido a las advertencias del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) que sitúan a la situación del planeta en “Alerta Roja”, por lo que es pertinente y urgente que se reduzcan lo más posible el consumo de combustible fósil (nafta, GNC y gasoil), la quema de carbón, el consumo de carne, la deforestación, entre otros. Por estas razones, se espera que en noviembre unos 20mil jefes de Estado, diplomáticos y activistas se reúnan en forma presencial para abordar cómo lograrlo en Escocia.

Lamentable o esperablemente, algunas empresas y países han realizado un pedido a la ONU que se “minimice la necesidad de dejar de usar los combustibles fósiles” dado que va a afectar a sus economías en el corto plazo. Entre la lista de países que se filtró se encuentran Japón, Australia, Argentina, Brasil, Noruega, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), donde están Arabia Saudí, Kuwait, Irán, Irak, Venezuela, Argelia, Angola, Ecuador, Libia, Nigeria, Catar, Gabón, Indonesia y Emiratos Árabes Unidos.

¿Cuáles son sus argumentos para frenar el impacto de Cambio Climático para el año 2050? Bueno, básicamente económicos. Sin embargo, Japón, China, Australia y la OPEP proponen una medida alternativa al cese total de consumo de combustibles fósiles, la Captura y Almacenamiento de Carbono (CAC). Esta es una técnica que se utiliza retirar dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera o evitar que llegue a ella por medio de separación de CO2 emitido por la industria y los combustibles, y transportarlo a un lugar de almacenamiento geológico (en rocas) o en biomasa (materia orgánica como el compostaje, pero a gran escala) para aislarlo de la atmósfera a largo plazo. Pese a que es una técnica innovadora, que muchos países del mundo ya están implementando, es un proceso muy costoso, requiere de mucha energía y solo retarda la liberación del gas, que no se puede almacenar indefinidamente. Entre los problemas ambientales que tiene esta técnica, se encuentra la posible acidificación (cambio de pH a más ácido) de los océanos por fugas, la mayor tala de árboles requerida para mayor captura por biomasa e incrementación de emisiones contaminantes por no aplicar frenos a la misma, es decir, la calidad del aire se empeora drásticamente. Por su parte, los países ganaderos como Argentina y Brasil se presentan firmemente en contra de la evidencia del informe elaborado por el IPCC de que es necesario reducir el consumo de carne para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. De todas maneras, veremos qué pasa en la cumbre COP26.

*Ingeniera en Recursos Naturales y Medio Ambiente, MPn° 365. Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.