La maratonista argentina Marcela Gómez está con la mira puesta en Tokio.

La maratonista Marcela Gómez, clasificada a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, que se llevarán a cabo entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021, afirmó ayer que comenzó "la cuenta regresiva" para la máxima cita del deporte y se refirió a las complicaciones que desató la pandemia de coronavirus en su preparación.

"Donde vivo, la cuarentena fue bastante corta, a los 45 días ya podía salir a entrenar. Pero sin un objetivo, sin pruebas, con todo cancelado, uno se pregunta para qué", señaló Gómez en diálogo con la señal de cable TyC Sports.

Y agregó: "Volví más fuerte porque ya estoy en el segundo semestre, pretendo correr un nueva maratón, que puede ser en Sevilla, pensando en Tokio. Falta un año, se hizo el evento simbólico y me dio un ánimo extra, venía medio desmotivada. Ahora empezó la cuenta regresiva y le pongo  más pilas".

En la misma línea, la atleta continuó: "Yo ya conseguí mi marca. Por un lado, era positivo porque ya estoy clasificada, pero por otro lado estaba la desmotivación. Ahora, con la cuenta regresiva, el ánimo volvió con todo".

Sobre las competiciones que se podrán llevar a cabo antes de los JJOO, consideró: "Está bastante complicado, hay eventos programados a nivel internacional en los que pensábamos participar, porque nos servía como preparación para buscar ritmo. No es lo mismo estar entrenando que entrar a una competencia y probarse".

"Hay algunas programaciones, pero es mucha incertidumbre. Estamos todos a merced de cómo se vaya desenvolviendo esta pandemia, no depende de organizadores ni de gobiernos. Por ahora no se puede viajar, hay que esperar que se abran fronteras y aeropuertos", finalizó.