Pais

PreViaje 3: por irregularidades, no aceptarán compras en efectivo

Ante las faltas vislumbradas en el programa del Ministerio de Turismo de incentivo de compras anticipadas de pasajes y alojamientos para las vacaciones de este invierno, los detalles a los que hay que estar atentos.

El Ministerio de Turismo anunció la semana pasada la reanudación del programa Previaje 2022. En los últimos días de junio, el Gobierno habilitó la inscripción para prestadoras y prestadores de servicios turísticos interesados en participar de esta tercera edición, mientras que, en los próximos días de julio, los viajeros tendrán la posibilidad de comenzar a cargar sus comprobantes.

Una de las claves de la tercera edición de Previaje es que ya no se aceptarán compras abonadas en efectivo. Esto quiere decir que, cualquier servicio que se adquiera por esta vía, la persona no recibirá el 50 por ciento de reintegro. De esta manera, solo se deben abonar mediante tarjeta de débito y/o crédito, billetera virtual o transferencia bancaria. Los motivos por los cuales el Gobierno nacional llegó a esta determinación estarían vinculados a que en 2021 se detectaron una serie de estafas vinculadas con este programa.

¿Qué ocurrió? Algunos operadores turísticos lograron saltarse las normas y quedarse con el dinero -a su favor o para terceros- de modo fraudulento. Estas irregularidades se suman a las críticas que recibió la iniciativa por parte de algunos especialistas que consideran que es inflacionario.

"No se reconocerá crédito por servicios que hubieran sido pagados en efectivo”, aclara el Ministerio en la reglamentación oficial del Previaje. "Las compras anticipadas acreditadas por las personas beneficiarias deberán ser realizadas mediante transferencia bancaria, tarjeta de débito y/o crédito o billetera virtual habilitada para operar en el mercado nacional". Esta modificación se llevó a cabo luego de que se descubriera que algunos operadores turísticos se habían aprovechado del programa de manea fraudulenta.

El Previaje es el programa nacional de preventa turística que ofrece el reintegro del 50 por ciento del valor del viaje para que los participantes puedan utilizarlo en todo el sector turístico nacional. Busca estimular la compra adelantada de servicios nacionales en agencias de viajes, alojamiento, pasajes aéreos y terrestres, entre otras prestaciones turísticas registradas en el programa. El crédito se encuentra a disposición del viajero a partir de la fecha de inicio de su viaje y ,en esta tercera oportunidad, tendrá validez hasta el 31 de diciembre del 2022.

Lo que se detectó es que algunos operadores podrían haber emitido una factura a nombre de un familiar o conocido y luego anular la factura para que la AFIP no la tenga en cuenta. Pero para el ministerio de Turismo la boleta tendría validez y el dinero podría haber sido cargado en la plataforma y las tarjetas del Previaje. De esta forma, algunas personas podrían haber recibido el 50 por ciento de una compra que en realidad nunca hicieron. Habría una decena de casos de este estilo bajo investigación.

La actualización y la inflación

Según datos del INDEC, en los primeros cinco meses del año, los precios acumularon un alza de 29,3 por ciento. Estos números dificultan la planificación de los viajes y la previsión de los gastos y la organización de la economía personal en compras futuras durante el período de las vacaciones.

No obstante, Previaje 3 mantendrá, como en los últimos dos años, el importe mínimo de $5.000 y un máximo de $100.000 por persona en lo que respecta al beneficio por cada comprobante. A su vez, solo son válidos para los mayores de 18 años. En síntesis, se estima que de esos 100.000 rendirán un 40% menos que durante PreViaje 2.

Algunos economistas criticaron que el programa provocó lo que se denomina como "inflación turística", es decir, los sobreprecios en alojamientos, restaurantes y paquetes de excursiones, por nombrar algunos ejemplos, a raíz del crecimiento de la demanda estimulada por el Estado. Además, muchos de los beneficiarios de este programa se encuentran en los sectores medios altos, lo que implica que el Estado destina recursos a subsidiar viajes de personas de alto poder adquisitivo.

Fallas con la tarjeta "virtual"

El principal inconveniente de los viajeros que optaron por usar solo la billetera virtual con la aplicación del Banco Nación es que hay muy pocas posibilidades de que puedas usar tu crédito. Esto es, solo podés pagar a través de la lectura del código QR generado por el posnet respectivo, si es que los comercios, agencias, restaurantes y hoteles a donde vayas lo tienen. Lo ideal siempre es pedir la tarjeta física, por que además, contás igualmente con la posibilidad de utilizar la billetera virtual.

Otro problema de la billetera virtual criticado por los viajeros es que muchos comerciantes desconocen la información completa del funcionamiento del posnet y prefieren no generar el código QR, ni quieren cargar manualmente los datos de la tarjeta virtual al dispositivo, por desconfianza u otros prejuicios.

Asimismo, una vez solicitada la tarjeta virtual, no hay vuelta atrás. En muchos lugares de la Argentina con falta de acceso a conexiones de Internet por cable, Wi-Fi, o vía satelital, las transacciones económicas virtuales son casi imposibles. Esto invalida al usuario de PreViaje que pueda hacer valer su crédito en la compra o adquisición de algún paquete turístico, o una cena familiar, o cualquiera de los objetivos por los cuales se pensó el programa desde un principio.

También te puede interesar...