El Diario de La Pampa - ISS: un adicional que impuso Tavella revocado por el STJ

edificio-del-iss

El Superior Tribunal de Justicia falló a favor de un empleado de DAFAS (Dirección de Ayuda Financiera para la Acción Social) que cuestionó el Adicional por Productividad (APRO) por “arbitrario e ilegítimo”. Y le ordenó al organismo establecer una nueva planilla para la calificación que reúna los requisitos de la Ley de Procedimiento Administrativo.

El caso testigo desnuda así la arbitrariedad existente en el Instituto de Seguridad Social (ISS) a la hora de otorgar las remuneraciones y la forma en que son utilizadas las mismas.

La presentación judicial fue realizada por un empleado de planta permanente del Instituto de Seguridad Social que cumple tareas en DAFAS, con el respaldo de ATE. En la misma se solicitó que se declare la nulidad de la evaluación y la calificación del adicional por productividad (APRO). Se trata de una calificación de entre 1 y 100 puntos que puede llegar a representar un incremento del 70% del salario en el caso del mayor puntaje.

El fallo fue emitido en junio de 2011, pero trascendió ahora.


El APRO fue instrumentado el 1 de mayo de 2005 en el ISS, en la presidencia de Miguel Antonio Tavella. Fue presentado como un “reconocimiento” a los agentes que demostraran “mejor desempeño”. Pero en rigor era también una forma de reemplazar las horas extras, un sistema que por las reducciones y reclamos salariales fue recortado. También sirve como un elemento de presión ante situaciones conflictivas y de favoritismo en el organismo, como revela el caso testigo de esta nota. Y como una herramienta de persecución gremial: los delegados que defendían posturas desafiantes recibieron bajas calificaciones. Otros, como el ex dirigente de ATE Daniel Pérez, fueron beneficiados.
Aún no se sabe si existirán otros reclamos. Por este caso el ISS tuvo que pagar 15.000 pesos en honorarios.

El caso

Ante la calificación de la Gerencia General de DAFAS (a cargo de Rubén Varela) para el período de mayo a octubre de 2005, el empleado mencionado (que pidió reserva del nombre para la publicación de la nota) realizó todos los reclamos administrativos internos y finalmente llegó a la Justicia con un recurso de reconsideración.
Ese empleado planteó que “la planilla de evaluación está viciada en su motivación y objeto, ya que las causas resultan falsas e inexistentes”.

Afirma que “los ítems de aptitud, responsabilidad, rendimiento, cooperación y asistencia perfecta fueron calificados por debajo del mínimo establecido y que ello evidencia un ejercicio arbitrario de la facultad de la administración y revela animosidad contra su persona”. Además sostiene que en el rechazo de los recursos de reconsideración y apelación la Gerencia General y el dictamen de la Comisión Arbitral se limitaron a ratificar la calificación “sin expresar los fundamentos”.

En la respuesta, luego de la presentación de la demanda, los abogados del ISS, Pablo Girard y Adriana Gómez Luna, sostuvieron que el empleado estuvo en distintos departamentos de DAFAS donde no pudo “adaptarse” por una “personalidad conflictiva”.

Además señalan que la resolución 475/05 -que instrumenta el APRO- se encuentra “dentro de las facultades inherentes y propias de organización y dirección del empleador, aplicables dentro del ámbito de la discrecionalidad, así como la calificación es el resultado del desempeño del actor en el cumplimiento de sus tareas y su relación con los compañeros de trabajo y personal jerárquico”.

El empleado que reclamó fue calificado con 13 puntos. Mientras él asegura que las calificaciones son “meras puntuaciones” sin explicación ni fundamentación, el ISS sostiene que son “ajustadas a derecho y obedecen a un pormenorizado análisis debidamente fundado de los antecedentes del actor”.

El Superior Tribunal de Justicia para resolver la controversia cita la Ley de Procedimiento Administrativo que “dispone que todo acto administrativo debe contener causa o motivo, entendiéndose por tal el conjunto de antecedentes y circunstancias de hecho o de derecho que en cada caso llevan a dictarlo, lo que deben expresar al tiempo de su emisión”. En relación a la motivación, señala que “es la exteriorización en el acto (administrativo) de la existencia de la causa y la finalidad, la exposición de las razones que indujeron a la administración a dictar el acto, que justifican o fundamentan su emisión”.

Al analizar específicamente el puntaje de 13 puntos, el STJ dice que “ni de la planilla en cuestión, ni de las actuaciones administrativas agregadas es posible percibir los hechos, conductas o acontecimientos que determinaron la calificación del ítem”. Agrega que tampoco la prueba producida permitió acreditar los hechos por los que la gerencia general de DAFAS evaluó el desempeño laboral del agente demandante.

En respuesta a la discrecionalidad que puede aplicar la administración (como respondieron los abogados del ISS), el STJ dice que “la aptitud, responsabilidad, rendimiento, cooperación y comportamiento del personal constituyen en principio materia discrecional y por ende exenta del control judicial. Empero esa regla general no autoriza a evaluar a los agentes sobre la base de hechos, conductas o comportamientos”.

Agrega el STJ: “Por ello, el uso de expresiones genéricas (tales como el cumplimiento de sus tareas en DAFAS y su relación con sus compañeros y personal jerárquico) son insuficientes para motivar debidamente la calificación cuestionada”. Y expresa que ese “defecto de motivación” tampoco puede ser suplido por una sanción, un llamado de atención (por no compensar permiso de salida en horarios de trabajo) durante el semestre cuestionado.

El STJ remarca que “la planilla de evaluación impugnada expresa la sola decisión del funcionario actuante y por consiguiente resulta nula por ausencia de causa y motivación suficientes”.

De esta manera, el STJ anuló la calificación cuestionada y ordenó al ISS a dictar una nueva planilla “que reúna los recaudos exigidos por la Ley de Procedimiento Administrativo para el dictado de todo acto administrativo”.

Comentarios 

 
+3 #14 papu 21-04-2012 09:16
mi comentario tampoco lo publicaron, porque si aceptan lo que éste señor dá a conocer, tendrían que escuchar la otra campana, éste "señor"(ya puse el apellido pero no lo publicaron), le rompió el tabique a un gerente y utiliza las horas de trabajo para dar clases en las escuelas (pobres chicos) y despues compensa ésas horas con una buena siesta...de qué se queja..?? no tiene verguenza..!!
Citar
 
 
+1 #13 carlos 20-04-2012 12:27
porque no ponen mis comentarios? No importa lo voy a escribir en otro diario, eso no se hace, o lo pones o no lo pones al comentario, pero eso de escribir otra cosa no esta bien.Gracias
Citar
 
 
+3 #12 Empleada ISS 19-04-2012 22:45
El APRO NO FUE UN ADICIONAL IMPUESTO POR TAVELLA. El APRO fue un adicional que conseguimos los empleados y de acuerdo con Tavella. Aunque su uso no es el adecuado y hay muchas cosas x pulir todavía. Tavella no es santo de mi devoción ni de la mayoría de los empleados del ISS pero esto no lo impuso él.
Citar
 
 
+5 #11 Libertad 2 19-04-2012 22:21
Falta una parte en mi último comentario... Nose si fue eliminado por la administración de la página o sin querer no lo publiqué. Decía q su actitud es cuestionable porque sus compañeros han sufrido muchísimos maltratos de su parte, y q no se sabe cual es la tarea que "realiza" en el organismo, además de contar con numerosas faltas. Después decía eso de que por esto, se puede pensar q los ítems de cooperación, rendimiento, aptitud y demás, serían injustamente calificados si se calificaran de forma positiva, en este caso.
Citar
 
 
+5 #10 Libertad 2 19-04-2012 20:00
En cuanto al caso en cuestión, debería haberse investigado acerca del empleado que se menciona, realmente su actitud es totalmente cuestionable.

Por lo cual se puede pensar q los ítems de cooperación, rendimiento, aptitud y demás, serían injustamente calificados si se calificaran de forma positiva, en este caso. En conclusión, no estoy de acuerdo con la decisión del STJ y con la forma en que se trato el tema en este artículo.
Citar
 
 
+5 #9 Libertad 19-04-2012 19:59
El título del artículo resulta un tanto tendencioso, ya que, sin ser Tavella de mi mayor agrado, puedo decir que el APRO se consiguió desde los trabajadores, fue un gran logro del personal y si la decisión se toma en la administración de Tavella, fue una decisión positiva. Por otro lado, todo adicional por productividad, o como son llamados también, Evaluaciones de Desempeño, cuentan con cierta subjetividad, o como dice el artículo, con cierto carácter discrecional, lo que no quiere decir que sea negativo. Hay muchos estudios realizados sobre el tema, y si bien, el APRO seguramente es un herramienta que se puede mejorar, es una lástima que se pongan tantas trabas para utilizar buenas herramientas de Recursos Humanos en la administración pública… Estos instrumentos bien utilizados, contribuyen a la motivación del personal, y si hay quejas en su instrumentación , el ISS cuenta con una comisión que debería ocuparse de estos casos.
Citar
 
 
+1 #8 Juan 19-04-2012 19:49
el APRO es amiguismo gente, lo saben todos y me alegra que se publique!!
Citar
 
 
+2 #7 toto 19-04-2012 18:17
hay que hacerles un juicio por discriminacion hay gente con 20 años de antiguedad y que es responsable tiene cat 8 hay otros que son hijos de funcionario al año ya tiene cat 2 como es eso ?
Citar
 
 
+1 #6 carlos 19-04-2012 16:14
No solo bajan puntos a algunos empleados, tambien benefician a algunos imponiendo suba de puntos segun su onviniencia.Telèfono para Tavella. (Editado)
Citar
 
 
+5 #5 pepa 19-04-2012 15:17
El apro es un adicional que reciben los empleados del ISS, y aunque se lo creó como un "adicional por productividad" también se sugiere que se utilice para "castigar", como ocurrió en varias ocasiones en que trabajadores olvidaron de fichar la salida del trabajo, y a pesar, de que sus jefes avalaron la permanencia del empleado en su lugar de trabajo, al tiempo recibieron notificaciones firmadas por la Asesoría Letrada, en la que se les manifiesta que si bien "no establece la legislación vigente una sanción a aplicar", dicha situación (reitero, no fichar la salida) "deberá ser tenida en cuenta por el superior a la hora de analizar la puntuación por responsabilidad del APRo"... Vergonzoso que se sugiera, desde la misma asesoría, utilizar el adicional para castigar situaciones que no tienen prevista una sanción.
Citar
 

Escribir un comentario