Pedehontaá dice que el paro en DAGSA es "legítimo" y espera que haya diálogo

Este jueves hubo una nueva protesta en el Concejo Deliberante de los trabajadores de la Dirección de Agua y Saneamiento de la Municipalidad de Santa Rosa, a la espera de que el intendente Leandro Altolaguirre abra un canal de diálogo.

Mientras tanto, el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, le dijo a El Diario que espera que "haya diálogo" antes de avanzar con la posibilidad dictar la conciliación obligatoria en un conflicto que ya lleva ocho días.

"Lo estamos estudiando. Mientras tanto vemos como evoluciona el conflicto. Yo estoy esperanzado de que haya diálogo entre las partes", dijo el funcionario provincial, que además remarcó que la medida de fuerza dispuesta por el Sindicato de Municipales es "legítima".

"La legitimidad está dada porque el SOEM hizo todas las presentaciones para dar cumplimiento al paso legal del paro. Ahora, la legalidad o ilegalidad de la medida es una cuestión judicial", advirtió.

"Hoy no vemos que haya afectación directa a la paz social. Estamos esperanzados en que haya capacidad de las partes para que se sienten a dialogar. Tengo entendido que hoy los dirigentes iban al Concejo Deliberante, y los concejales como representantes de la ciudadanía pueden ser un canal viable para el diálogo. El viceintendente (Jorge Domínguez) y la concejala Claudia Giorgis, por ejemplo, son de raíz sindical, ellos saben cuáles son los pasos y los elementos que tienen para evitar llegar a una situación de conciliación obligatoria", agregó Pedehontaá.

De hecho, en la protesta de la mañana en el Concejo, los trabajadores fueron acompañados por dirigentes del SOEM y de la Mesa Intersindical para reclamar ante los concejales que intercedan ante el intendente, que se niega sistemáticamente a hablar con ellos.

protesta

Tras la sesión, los presidentes de los bloques intentaron dialogar con Altolaguirre pero el intendente se negó a recibirlos junto a los representantes gremiales.

El bloque del PJ, junto a sus pares del Frente por la Victoria y Pueblo Nuevo, presentaron un proyecto de comunicación con la intención de resolver la situación gremial en DAGSA pero no contaron con el apoyo del bloque oficialista.

"Agotamos todas las vías, desde la semana pasada hemos pedido formalmente e informalmente la apertura del dialogo por parte del Ejecutivo. Creo que el intendente no entiende las consecuencias que la situación en DAGSA genera a los vecinos y a toda la gestión de servicios de la ciudad. Hemos tenido la mejor predisposición pero no obtuvimos respuesta positiva por eso, junto con Pueblo Nuevo y Frente para la Victoria presentamos un nuevo proyecto solicitando la apertura de paritarias y la resolución del conflicto", sostuvo Araldo Eleno, presidente del bloque del PJ.

"Una apertura seria de las paritarias es no sólo una necesidad, sino y principalmente una obligación para el Ejecutivo. Es necesario resolver cuestiones gremiales, laborales, escuchar a los empleados para poder generar las condiciones para brindar los servicios que la gente necesita", agregó.

El conflicto estalló la semana pasada por el traslado de ocho trabajadores del área de reclamos de DAGSA, entre ellos dos delegados gremiales, con la excusa de una "reestructuración". Pero con el correr de los días, el jefe comunal avisó que no cobrarán adicionales por el paro y amenazó con denunciarlos penalmente por la afectación al servicio en medio de la emergencia sanitaria.