Altolaguirre y el conflicto en DAGSA: “Hay sectores del PJ en sintonía con los gremios”

El intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre involucró a “sectores del PJ” de mandar a realizar protestas contra su gestión y las vinculó con el conflicto en la Dirección de Agua y Saneamiento. “Ha habido una bajada de línea coordinada a nivel provincial, con los gremios a nivel municipal”, afirmó este domingo.

“No es que falta diálogo, la situación que se dio en el conflicto tiene que ver que cuando terminó la gestión de Larrañaga se puso en vigencia el 147, en donde había que ajustar varias cosas. El 147 es la única línea de reclamos para la municipalidad de Santa Rosa”, dijo.

Desde el miércoles de la semana pasada, los empleados de DAGSA cumplen un paro por tiempo indeterminado por la decisión de Altolaguirre de trasladar a 8 trabajadores a otros sectores y el cambio en la línea de reclamos. El viernes pasado, Altolaguirre anunció que “no se le va a pagar adicionales, se van a realizar descuentos salariales y se está preparando una demanda penal porque la ciudad está en emergencia sanitaria y ellos son responsables de esta situación”.

“En DAGSA había distintos números de reclamos y lo que se hace es con ese personal se lo reasigna en distintas dependencias donde está haciendo falta personal”, explicó el intendente.

- UPCN va a hacer una denuncia porque plantea que hay persecución a los delegados gremiales, le consultó la prensa.
- UPCN puede hacer una denuncia o reclamo, como tiene derecho todo ciudadano o institución, si considera que se ve afectado en el algún caso.

- ¿La amenaza de denuncias de un lado y del otro, no da cuenta de la falta de diálogo?
- No. Delegados gremiales que están de paro por tiempo indeterminado, están fichando horas extras. No se les va a pagar a ninguno que esté haciendo paro por tiempo indeterminado, que se olviden de las horas extras y los adicionales.

- ¿Ya se hizo la denuncia penal que se anunció?
- Informamos que por el mismo riesgo que significa un servicio que está en emergencia. Los empleados hablan de las guardias pasivas, pero se están olvidando los empleados que las guardias pasivas es cuando tenés un servicio que está funcionando en una situación de normalidad.

- Hay una relación conflictiva con los trabajadores desde que asumiste, ¿hay algo para revisar en ese sentido o creés que has actuado bien?
- Lo que te tendría que decir es que ha habido una bajada de línea coordinada a nivel provincial, con los gremios a nivel municipal.

- ¿El PJ te manda a hacer protestas?
- No tengo dudas. No te digo el PJ, pero sí sectores del justicialismo que tienen una sintonía coordinada con los mismos gremios.

- Los gremios denuncian que se contratan empresas privadas con herramientas y maquinaria municipal.
- No. Lo que se habla es que se ha contratado algún plomero. Es decir que con los recursos de los empleados que trabajan en DAGSA, con maquinarias de DAGSA y Vialidad y donde falta un técnico, se contrata el técnico para resolver eso. No podemos dejar de brindar el servicio. Lo ideal es que estén trabajando. Tienen derecho a protestar, pero ese quite de colaboración está exponiendo a la gente a riesgos de salud.

“Normalidad”

Altolaguirre dijo que “la ciudad de Santa Rosa no se encuentra en una situación de normalidad. Se encuentra en una situación de emergencia. No hay derrames excepcionales de líquidos cloacales en algún momento. Estamos viviendo una situación permanente, como de pérdidas de agua, en forma permanente. Por eso, no pueden decir los empleados que cumpliendo con las guardias pasivas, están cumpliendo con los servicios esenciales y que no se pone en riesgo a la población. Sí tienen todo el derecho a reclamar, pero lo que hay que entender es que estamos hablando de la salud de la población”, afirmó.

“Pueden hacer medidas de fuerza, pero el quite de colaboración de no brindar el servicio, lo que hace es profundizar la emergencia por los derrames y el riesgo en que se pone a la población”, dijo.

Agregó que “si quieren venir a protestar, tienen todo el derecho del mundo, pueden expresarse en todas las posibilidades, pero resentir el servicio cuando, brindándose a pleno, no se puede brindar por las condiciones en que estamos, eso es lo que estamos evaluando para hacer una denuncia. Hay 20.000 formas de hacer planteos pero la medida de fuerza que toman es contra la salud de la población”.