El intendente se sumó a la convocatoria para no usar el auto

El objetivo era concientizar sober el daño al medio ambiente. Pero la convocatoria se notó poco en Santa Rosa. El intendente Leandro Altolaguirre se mostró a favor de cambiar el automóvil por la bicicleta o el transporte público.

La actividad en el centro de Santa Rosa y la mayoría de las zonas de la capital pampeana fue prácticamente normal. La convocatoria para dejar el auto en la casa y moverse en bicicleta, a pie o en transporte público, tuvo escasa repercusión. De todos modos, algunos se sumaron y se mostraron entusiasmados. El objetivo fue concientizar sobre el daño al medio ambiente que provoca el uso masivo de vehículos motorizados particulares y promover al mismo tiempo el transporte público de pasajeros y la bicicleta como medios más sustentables.

El 22 de septiembre se celebra el Día Mundial Sin Autos y la agrupación Bicisendas SRT (Santa Rosa-Toay) convocó a la población en general y a comercios, ONG, universidades y entidades públicas y privadas a sumarse a las actividades previstas. Uno de los pocos que se mostró entusiasta con la idea fue el intendente Leandro Altolaguirre, que difundió una fotografía en bicicleta a través del Boletín del municipio.

A nivel local, Bicisendas SRT invitó a plegarse a la iniciativa en consonancia con las principales ciudades del mundo. Todas las acciones relacionadas con el “Día Mundial Sin Autos” que se concreten en la jornada se comunicaron en las redes sociales a través de los hashtags #DMSA, #MovilidadSostenible, #22S y #RETOdmsa.

Bicisendas SRT invitó también a ONG, universidades, colegios y gobiernos locales a sumarse difundiendo información y las consignas asociadas, apuntando a la toma de conciencia de la sociedad toda.
La agrupación ilustró que la incidencia del transporte motorizado en el cambio climático es “enorme”. “La mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero debidas al transporte se produce en las ciudades”, dijo.

La movilidad urbana representa el 40% de todas las emisiones de CO2. Ello genera graves problemas de salud pública. La Organización Mundial de la Salud estimó que en 2014 siete millones de muertes prematuras fueron atribuibles a la contaminación del aire (una de cada ocho muertes a nivel global) y una proporción significativa es el resultado del transporte urbano.

La ONG insistió en que el principal emisor es el coche, “por lo que es urgente adoptar medidas para reducir el uso del automóvil en las ciudades y trasvasar viajeros a otros modos de transporte menos problemáticos y contaminantes, como es el caso del transporte público y de los desplazamientos no motorizados, como caminar o pedalear”.

Se añade que quemar un litro de combustible supone emitir 2,3 kg de CO2. Así, cada persona que utiliza el coche para sus desplazamientos al trabajo (con un recorrido medio aproximado de 15 km) emite unas dos toneladas de CO2 al año solo por esta razón.

Este viernes a la mañana el intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre fue al municipio en bicicleta. 

Altolaguirre