Quieren desviar la Ruta 35 para ampliar la superficie inundable en el Bajo Giuliani

Verna se reunió con el ingeniero Raúl Crespillo para hablar sobre la obra de trasvase de la Laguna Don Tomás al Bajo Giuliani: aseguran que "no representa un riesgo para los habitantes de la zona"

El gobernador Carlos Verna se reunió este lunes en su despacho con el ingeniero Raúl Crespillo, con quien dialogó sobre las obras que el Gobierno provincial impulsa en pos de solucionar las inundaciones en Santa Rosa y que se suman a las que lleva delante de cara al Plan de Saneamiento Ambiental.

En este sentido, Crespillo remarcó que “la Provincia tiene claro que los problemas de saneamiento que tiene Santa Rosa no han desaparecido, sino que surgió una crisis con mucha fuerza como es la de la inundación”.

“Seguimos teniendo inconvenientes en el agua potable, en las pérdidas, en la red de cloacas, en las plantas de tratamiento y también con la napa freática”, advirtió.

“Cuando la circunstancia que hoy atravesamos sea controlada -amplió- seguiremos trabajando en dichas obras porque se podrá introducir en el terreno. Mientras tanto se siguen haciendo los siete proyectos que se acordaron con la Municipalidad en materia de mitigación, más la obra de reparaciones de medidores y la red cloacal”.

Dentro de esos proyectos, el más caro e importante será el trasvase de la laguna Don Tomás al Bajo Giuliani, dijo Crespillo. “Será una nueva obra que reemplazará a la que se hizo en forma transitoria hace más de 30 años y tendrá una capacidad de respuesta entre tres y cuatro veces mayor a la que tiene actualmente, es decir que si hoy se puede disminuir un centímetro el nivel de la Laguna, en el futuro se podrán disminuir 3 ó 4 centímetros”, graficó el ingeniero.

La nueva obra supondrá un incremento en el agua que hay en el Bajo, aunque el mismo no representa un riesgo para los habitantes de la zona porque “la relación estimada, aunque no es lineal, es de 1 a 5, es decir, cuando se sacan 10 centímetros en la laguna sube 2 el Bajo. No será que vaya a inundarse de hoy para mañana”, dijo Crespillo. Igualmente, las máquinas de Vialidad Provincial y las de Vialidad Nacional irán manteniendo los terraplenes para evitar cualquier inconveniente.

La solución definitiva a ese tema será la concreción de un proyecto que existe en Vialidad Nacional para hacer un desvío de la ruta 35, a la altura del Bajo, que podría empalmarse con la 14 y dejaría una superficie inundable que alcanzará para “20, 30 ó 35 años, tal cómo se proyectan estas obras”, remarcó.

La obra de trasvasamiento actual data ya de 30 años y fue realizada por la Provincia a través de la Administración Provincial del Agua, cuando el gobernador Verna era Ministro de Obras Públicas y Rubén Marín el gobernador.