El comprador del vehículo, un vecino de Intendente Alvear, notó deficiencias en el motor del Mini Cooper (por el que pagó 320.000 pesos en 2016) y el mecánico consultado indicó que el arreglo le costaría casi la mitad del valor del auto. El vendedor conocía los desperfectos y los ocultó.