Condenan a un joven que golpeó a otros dos a la salida de un boliche

El juez de Control Alejandro Gilardenghi fue quien impuso la condena. El hecho se produjo en marzo de 2016 y la acusación fue por “lesiones graves -dos hechos- en concurso real”. La prisión es en suspenso porque el agresor no tiene antecedentes.

General Pico (Agencia) - En el Palacio de Tribunales de la Segunda Circunscripción Judicial fue condenado ayer un joven a una pena de un año de prisión en suspenso pese a que cometió un hecho de violencia donde dos personas resultaron gravemente lesionadas. A la salida de un local nocturno, el muchacho agredió a otros dos jóvenes a los que les provocó fracturas y otras lesiones de consideración que los mandaron al hospital. Como regla de conducta, y medida de protección, el juez interviniente le prohibió acercarse y comunicarse con las víctimas.

El juez de Control Alejandro Gilardenghi condenó ayer a Matías Méndez como autor material y penalmente responsable del delito de “lesiones graves -dos hechos- en concurso real” y le impuso la pena de un año de prisión de ejecución condicional. Además, como reglas de conducta durante dos años le ordenó “fijar domicilio o residencia y no ausentarse del mismo o modificarlo sin dar aviso previamente al juez de Ejecución Penal y al fiscal; abstenerse de relacionarse y de protagonizar cualquier acto de perturbación, intimidación y/o hostigamiento por cualquier vía, directa o indirectamente, para con los dos damnificados; someterse a la observancia de las reglas de conducta por el juez de Ejecución Penal, y al cuidado y contralor del Ente de Políticas Socializadoras”.

La resolución del magistrado fue dictada a consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Ivana Hernández, la defensora oficial María José Gianinetto y el propio imputado, quien admitió su culpabilidad. Los dos damnificados, al serle explicadas por el juez las implicancias del acuerdo, mostraron su conformidad.

En el fallo se señaló que “con el material recolectado durante la instrucción fiscal preparatoria, quedó probado que el día 27 de marzo del año 2016, a la salida de un local nocturno de una localidad vecina, el imputado Méndez agredió físicamente a otros dos ciudadanos que también salían del mismo local”.

Precisó el doctor Gilardenghi que en el ataque Méndez “a uno de los damnificados le provocó fracturas y heridas por las que debió ser trasladado al hospital ‘Gobernador Centeno’ de esta ciudad. Al segundo le provocó fractura de un dedo y hematomas en diferentes partes del cuerpo. Todas las lesiones se encuentran debidamente certificadas por el médico forense, quien indicó que no hubo riesgo de vida”.

Por último, expresó en la sentencia respecto a la pena solicitada por el Ministerio Público Fiscal que “la pena de prisión puede ser dejada en suspenso toda vez que el imputado no registra condenas anteriores; en cuanto a las reglas de conducta a imponer, tampoco me apartaré de lo establecido en el acuerdo por resultar razonables y de cumplimiento posible”.

Temas en esta nota: