Anunciaron la renuncia de otros cinco funcionarios en la Municipalidad de Pico

Rainone lleva adelante un plan de ajuste para recomponer las arcas del municipio. La novedad se conoce luego de los cuestionamientos recibidos por la poca cantidad de funcionarios incluidos en la reducción de cargos del organigrama. 

General Pico (Agencia) - A tan solo dos semanas que el intendente Juan José Rainone anunciara su plan de ajuste y tarifazo para recomponer las arcas municipales, que incluyó la eliminación de cinco cargos del organigrama, ayer se dio a conocer que el mandatario aceptó la renuncia de otros cinco funcionarios.

La novedad se dio a conocer a través de un escueto parte de prensa, distribuido a los distintos medios de comunicación en horas de la tarde. La nueva medida, adoptada a 15 días de la conferencia donde se reveló el plan de ajuste, pondría de manifiesto un giro de timón en respuesta a la disconformidad y cuestionamientos recibidos por la poca cantidad de funcionarios incluidos en el anterior listado, que representaban en dinero- un número significativamente inferior al resto de las decisiones cuyo costo pagarán empleados y vecinos de la ciudad.

El comunicado de prensa, distribuido bajo el título “Renunciaron cinco funcionarios municipales”, indica: “En la mañana de hoy por ayer-, el intendente de la ciudad de General Pico, Juan José Rainone, aceptó la renuncia de cinco funcionarios públicos que desempeñaban sus funciones en la gestión municipal actual”.

Y detalla: “Los funcionarios que dejan de pertenecer al Ejecutivo Municipal son: el director general de Planificación y Control, Pablo Pildain; la coordinadora de Espacios Culturales, Natalia Robatto; la coordinadora de Programas Juveniles, Anabella Páez; la coordinadora de Turismo, Margarita Cervio, y la directora de Economía Social y Empleo, Sofía Trucco”.

Y culmina: “Días atrás, los funcionarios presentaron sus respectivas renuncias y el intendente esta mañana (por ayer) aceptó cada una de ellas”.

Ajuste

Luego de algunos meses de incertidumbre, tras el atraso en el pago de sueldos de empleados municipales, comenzaron los rumores de inminentes ajustes para equilibrar las cuentas del municipio, que no cerraban por diversos factores, entre ellos y quizás uno de los más importantes- los tres años de caída consecutiva de la coparticipación, que según los mismos responsables del Ejecutivo indicaron que aún están “investigando” sus causales. 

Al rumor del ajuste se sumaba otro que indicaba “un gesto” que las máximas autoridades provinciales esperaban de Rainone, y que se dilataba en el tiempo, mientras la relación se tensaba por la misma razón.

Finalmente, hace dos semanas, Rainone anunció su plan, que incluyó la reducción de cinco funcionarios, el recorte de horas extras que hasta hoy se desconoce cómo se ejecutará y un aumento de tasas de 25%. El anuncio sonó a muy poco en diversos sectores de la ciudad y, al parecer, también en Santa Rosa.

Y dicha disconformidad, tal como ya explicó este medio, tiene su sustento en los números de ese ajuste. El achique de funcionarios representaba alrededor de 250.000 pesos mensuales, el de horas extras alrededor de un millón de pesos, mientras que el incremento de las tasas rondaría los 2 millones por mes. O sea, el mayor aporte del plan lo aportarían los vecinos, luego los empleados municipales con sus horas extras y por último con una diferencia considerable- los funcionarios.

El intendente Rainone, al parecer, tomó lectura de las repercusiones negativas de ese anuncio y se vio obligado a profundizar el recorte donde más se le pedía: la planta de funcionarios, desde hace tiempo cuestionada por ser supuestamente sobredimensionada en ese momento cercana a 50 cargos- para la ciudad que administra.

Temas en esta nota: