Condenan a un hombre por amenazar y golpear a su ex

La condena fue dictada por el juez Florentino Rubio. Le impuso la sanción por un hecho ocurrido en septiembre del año pasado, a través de un acuerdo de juicio abreviado.

General Pico (Agencia) - El juez de Audiencia de Juicio, Florentino Rubio, condenó ayer a un hombre de 39 años como autor material y penalmente responsable de los delitos de violación de domicilio, amenazas simples, daño simple, lesiones leves agravadas y hurto simple en concurso real, a la pena de seis meses de prisión en suspenso.

Además, le fijó las siguientes reglas de conducta por el plazo de dos años: fijar domicilio, prohibición de acercamiento a no menos de 200 metros del domicilio de la víctima, o de los lugares que habitualmente concurra la misma. También la prohibición absoluta de comunicación y contacto con la nombrada, abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas y someterse a un tratamiento médico o psicológico, previo informe que acredite su necesidad y eficacia.

La resolución del juez fue dictada a consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal, Luciano Rebecchi, el defensor Walter Vaccaro y el imputado, quien admitió su culpabilidad. La propia damnificada, al serle explicadas por el juez las implicancias del acuerdo, mostró su conformidad.

Con las pruebas incorporadas al legajo quedó probado que el día 19 de septiembre del año pasado, el imputado ingresó sin consentimiento alguno al hogar de su expareja, quien se encontraba junto con su hija, despertándola y comenzando a decirle “así decís que me amas, seguí mintiéndome, sos una porquería”.

Luego se dirigió al comedor y se acercó hasta la pieza, rompió el teléfono celular de la nombrada con el extremo de la cama, para luego comenzar a golpearla con los puños sobre su estómago y rostro. En ese momento se despertó la menor y, al observarla, se dirigió a la puerta de la habitación y desde allí comenzó a amenazar a la mujer, para finalmente retirarse de la vivienda, llevándose el teléfono celular de su expareja.

El juez expresó en la sentencia que el hombre “no registra antecedentes condenatorios, por lo que en función del monto mínimo de la escala penal prevista para el concurso de delitos por el que se lo condena, permite que la pena a aplicar sea dejada en suspenso”.

Temas en esta nota: