Pico: inspectores municipales denunciaron a su jefe

General Pico (Agencia) - Un grupo de inspectores de Tránsito del municipio local denunció ayer al jefe de Calle, Juan Chamorro, por supuestas amenazas y malos tratos en el marco de la desaparición de una moto utilizada por el personal del área que finalmente apareció, aunque nadie explicó cómo ni dónde. La secretaria de Gobierno, María Belén Lavechia, dijo desconocer la denuncia, habló de “una situación de mala comunicación” y deslizó un supuesto malestar del personal de Tránsito por el “recorte de horas extras”.

El confuso episodio comenzó el pasado lunes entre las 13:45 y 14:15 horas, cuando se detectó el faltante de una moto Honda 150 cc, rodado que a diario utilizan los inspectores. La moto supuestamente faltó durante esa media hora de la oficina de inspectores donde habitualmente se guarda.

A partir de ese momento, según indicaron los trabajadores en una exposición policial y el miércoles por la mañana en Fiscalía, el jefe de Calle, Juan Chamorro, comenzó a amenazarlos verbalmente y por mensajes de texto, indicándoles “cuidate” o amenazándolos con iniciarles sumarios administrativos.

Luego del supuesto hostigamiento de su jefe, el grupo de inspectores se entrevistó con el director de Prevención y Protección de la Comunidad, Luis Daratha, quien los invitó hacer un “mea culpa” porque todos los trabajadores tienen llave de la puerta donde se guardan las motos y la misma, en reiteradas ocasiones, quedó abierta. Y los instó a radicar la denuncia si, en realidad, la moto había desaparecido.
En la denuncia en Fiscalía los inspectores relataron supuestos datos llegados de policías donde se les indicaba que la moto había sido encontrada primero en la laguna y luego en un zanjón en jurisdicción de la Primera. Desde las dependencias policiales afirmaron que no estaban al tanto.

En la misma presentación judicial, los trabajadores municipales apuntan al mismo Chamorro por la desaparición de la moto Honda como parte de “una maniobra para hostigarlos y dejarlos sin trabajo”.
Lo cierto es que la moto apareció, o quizás nunca faltó, pero ni los denunciantes ni la funcionaria que habló (Lavechia) explicaron en qué circunstancias.

Aclarar

Tras la denuncia en Fiscalía a media mañana, la secretaria de Gobierno, María Belén Lavechia, recibió a los trabajadores en su oficina y luego habló con la prensa. Allí dijo que el encuentro fue para “marcar algunos parámetros laborales, aclarar algunas cosas”, y aseguró que “sobre problemas para denunciar en Fiscalía no tengo conocimiento, si alguno denunció no lo sé porque la gente que estuvo acá no manifestó eso”.

Recordó que “esto se inició en el día de ayer, yo recibo información de que faltaba un vehículo del área de Tránsito, me comunico con el director y me dicen que el vehículo estaba. Nosotros, como funcionarios públicos, tenemos la responsabilidad, si no estaba, de hacer la denuncia correspondiente. Pero el vehículo estaba”.

La funcionaria consideró que “se generó una situación de mala comunicación de gente que estaba como jefe del área y del personal. Quedó aclarada esta mañana y estamos terminando de hacer la investigación correspondiente”.

Lavechia remarcó que “ya se estableció dónde estaba el vehículo”, pero no dio detalles de la situación. Y deslizó luego: “Es uno de los sectores que está más afectado por el tema de las horas extras que hubo que reestructurar, pero es un tema laboral”.

Finalmente, la funcionaria insistió que “a primera vista hay un problema de comunicación, a partir de eso se tomarán las medidas disciplinarias que se tengan que tomar”.

 

Temas en esta nota: