Suspenden el nuevo juicio por la muerte de Serraino

Después de que se anulara un juicio con condena, el STJ reabrió la causa y ordenó un segundo juicio. Una presentación en la Corte para que se analice la prescripción hizo ahora que se suspendiera. Pasaron diez años y todavía no se hizo justicia.

El nuevo juicio por la muerte de Adán Serraíno, víctima de una picada hace diez años, fue suspendido por la justicia. Tenía fecha para la semana que viene, pero el defensor del imputado realizó un pedido de prescripción de la causa en la Corte Suprema de Justicia y logró que, por ahora, no se ponga en marcha.

Con desazón y tristeza la novedad fue difundida este viernes por el padre de la víctima, Raúl Serraino, y por la titular de la agrupación Estrellas Amarillas, Silvia González. Serraino falleció el 1 de noviembre de 2008 en 25 de Mayo, cuando fue embestido por una auto que corría una picada.

El conductor, Ángel Molina, fue condenado a 5 años de prisión en 2012, pero nunca fue a la cárcel: cuatro años depués el Superior Tribunal de Justicia dijo que la causa estaba prescripta y sobreseyó a Molina. Sin embargo, en marzo del año pasado el STJ reabrió la causa y ordenó que se haga un nuevo juicio oral público, que se iba a realiza la semana que viene, 22, 23 y 24 de marzo.

El padre de Serraino dijo este viernes que desde 2008 siguen “batallando con la justicia” y “no termina acá, va para largo todavía”. Confesó que su esposa ya no puede acompañarlo porque, afectada por la situación, no está en condiciones de aparecer en público y permanece bajo tratamiento sicológico.

“Ya estaba la fecha, el juez Gabriel Tedín trabajó para ubicar a todos los testigos, fue un trabajo arduo, estoy agradecido. Pero a mediados de febrero apareció el defensor oficial, Martin Ongaro, y le manifiesta que el asesino de nuestro hijo estaba arrepentido y propone un juicio abreviado. Él nunca mostró muestras de arrepentimiento, venimos batallando para que esté preso, por eso lo rechazamos”, detalló.

Serraino contó que, sorpresivamente, después de eso, los notificaron el pasado 28 de febrero que el defensor oficial hizo una presentación en la Corte Suprema de Justicia para que se analice la prescripción de la causa. Ante esa novedad, se pidió el expediente, que aún está en cámara, y pasará primero a manos del STJ y finalmente de la Corte para que haya una resolución.

“La sociedad tiene que saber y entender la desgracia que es entrar en la justicia. Lo llevan a uno al agotamiento total. Parece que la política de justicia que tienen es que el asesino al volante no vaya preso”, completó.

Temas en esta nota: