Frigorífico de Uriburu: “era insostenible, no cierran los números"

Benito García, presidente de la cooperativa de trabajadores, explicó el estado del emprendimiento que cerró sus puertas.

Benito García, presidente de la cooperativa de trabajadores del Frigorífico Uriburu, se lamentó por el cierre del establecimiento. Indicó que “el cierre es indeclinable” y contó que “la situación era insostenible, no nos cierran los números bajo ningún punto de vista”. Sin embargo, el trabajador se esperanzó en que aparezca algún empresario interesado en faenar.

“Hemos luchado para evitar el cierre, le entregaremos la llave a la jueza como nos comprometimos cuando arrancamos, pero el cierre es indeclinable”, dijo con tristeza Benito García. El titular de la cooperativa de trabajadores que se había hecho cargo del Frigorífico Uriburu sostuvo que “la situación era insostenible, no nos cierran los números bajo ningún punto de vista”.

Entre los otros factores que incidieron en el cierre fueron, para García, la suba de las tarifas (“se nos complicaba pagar”) y la caída en el consumo de carne por parte de la gente. Sobre este ítem, explicó que “nosotros trabajamos para carnicerías, las dos primeras semanas del mes trabajábamos bien y las otras dos caía mucho el consumo. Teníamos que faenar 300 animales por semana para cerrar con los números. Esa cantidad la hacíamos las dos primeras semanas, en las otras había 100, 150 animales y no cubríamos los gastos”.

Los próximos pasos que realizarán los trabajadores son una reunión con la jueza que habilitó la cooperativa, para entregar la llave, y esperar que algún empresario quiera invertir en el establecimiento. “La jueza nos ha pedido que cuidemos el establecimiento y si viene algún empresario interesado en producir, la mano de obra será de la cooperativa”, indicó García en declaraciones radiales y destacó que “la planta hoy está lista para faenar, pero los costos para las empresas frigoríficas son muy altos. Empresarios debe haber muchos, tendrían que pedir los permisos y ya se puede producir”.

Finalmente, García agradeció el apoyo del Gobierno Provincial. “Siempre estuvieron con nosotros, pero para que la cooperativa saliera adelante se necesitaba una suma de dinero muy grande, por ejemplo para abrir una sala de desposte. Si el Gobierno nos ayudaba ahora, era pan para hoy y hambre para mañana”, concluyó.

Temas en esta nota: