Piden condenas en suspenso por el robo a la familia Pepa

El Ministerio Público Fiscal también solicitó la absolución de un tercer acusado por en el robo, quien fue el que pasó el dato que la vivienda de la familia Pepa estaba deshabitada.

Culminó este viernes el debate oral y público por el asalto que sufrió en octubre de 2013 la familia del ex jefe comunal de Intendente Alvear, Eduardo Pepa. El Ministerio Público Fiscal pidió penas en suspenso para Claudio Maldonado y Claudio García, por considerarlos autores materiales del robo a mano armada. Llamativamente, también requirió la absolución de Juan Manuel Torancio, el ladrón despechado que brindó información clave que permitió llevar el caso a juicio. La sentencia se leerá el próximo viernes.

Con la concurrencia de testigos convocados por los defensores, quienes intentaron establecer que el día del hecho los imputados se encontraban en General Pico y no en Intendente Alvear, culminó ayer cerca del mediodía la ronda de recepción de testimonios en el marco del debate por el robo que sufrieron la esposa y las hijas de Eduardo Pepa.

Posteriormente, las partes ofrecieron todo el material probatorio recopilado durante la investigación y, tras un cuarto intermedio, se realizaron los alegatos de cierre. La fiscal Ana Laura Ruffini consideró que se demostró durante el juicio la ocurrencia histórica del hecho y la responsabilidad de Claudio García y Claudio Maldonado como los autores materiales del mismo. Acusó finalmente a ambos por el delito de “robo agravado por el uso de arma, cuya aptitud para el disparo no se pudo acreditar” y pidió la pena mínima de 3 años de prisión, que de imponerse será en suspenso dado que ninguno registra antecedentes condenatorios.

Por su parte, la investigadora solicitó la absolución de Juan Manuel Torancio, descartando que fuera un “participe” del robo, ya que consideró que su aporte al “marcar” la casa de los Pepa no constituye un delito, ya que no brindó un dato desconocido que obtuvo mediante inteligencia, sino más bien repitió algo de conocimiento común, dado que en la pequeña comunidad alvearense todos los vecinos sabían donde vivía el por entonces intendente.

A su turno, los defensores Abel Tanus Mafud y Pablo Rodríguez Salto, representanes de García y Maldonado, coincidieron en mostrar una postura opuesta a la de la Fiscalía, al requerir la absolución de sus clientes. Lógicamente el asesor de Torancio, el defensor oficial Alejandro Caram, compartió lo dicho por la fiscal Ruffini y alegó por la absolución de su pupilo.

Ahora el juez de audiencia Carlos Pellegrino tendrá una semana para analizar las pruebas y los testimonios, para luego emitir su fallo en el mediodía del próximo viernes 16 de febrero.

Temas en esta nota: