Mujeres se movilizaron también en Pico

 

Un gran número de manifestantes se concentraron en la Plaza San Martín, con diversas consignas, entre las cuales predominaron los pañuelos verdes, que representan el reclamo por el aborto seguro, legal y gratuito.

General Pico (Agencia) ­ Cientos de personas respondieron ayer a la convocatoria de la Asamblea de Mujeres de Pico por la conmemoración del 8M en la Plaza San Martín. Hubo representaciones artísticas, mensajes de diversas agrupaciones y la lectura de un documento elaborado en conjunto, donde se cuestionaron las “políticas neoliberales” del macrismo, al gobernador Verna por “proteger” a funcionarios violentos y vinculados con la trata, mientras que se reiteró el pedido de un refugio al intendente Rainone. La convocatoria culminó con una marcha por las calles del centro.

Un gran número de manifestantes, en su gran mayoría mujeres y muchas de ellas jóvenes, se concentraron en la plaza céntrica pasadas las 19 horas con diversas consignas, de las cuales predominaron los pañuelos verdes que representan el reclamo por el aborto seguro, legal y gratuito.

El documento elaborado por las más de 20 organizaciones y agrupaciones, que fue leído en párrafos por varias de las organizadoras, en su inicio explicó que “estamos en la calle porque sabemos que no son tiempos fáciles, ya que conocemos como nadie las consecuencias de las políticas neoliberales y las padecemos en el trabajo remunerado y no remunerado”.

Lucha

Luego de un repaso histórico internacional que detalló cómo se llegó al 8M, el comunicado señaló que “hoy, las mujeres de todo el mundo paramos porque hay poco que celebrar y mucho por qué luchar. En este último tiempo aumentó la desocupación, la pobreza y el hambre, y esto afecta especialmente a las mujeres, niños, niñas, jóvenes y adultos mayores de escasos ingresos”.

Para centrarse luego en el país e indicar: “En el trabajo remunerado ya superamos los dos dígitos de desocupación. También sabemos que las cifras de precariedad, informalidad y subocupación nos afectan en mayor medida. Las políticas de ajuste aumentan el trabajo no remunerado para las mujeres y esto provoca más desigualdad”.

Y denunciaron: “Vivimos en una época que no contribuye para nada en la construcción de la autonomía y la autoestima para nosotras. Es la base de la posibilidad para enfrentar las violencias. Por el contrario, esta realidad favorece el crecimiento y el extremo de ellas, como lo son los femicidios”.

“Ante esto, creemos que la mejor manera de enfrentar la realidad es con el fortalecimiento de nuestras organizaciones: los sindicatos, las organizaciones sociales, políticas y el fortalecimiento de las alianzas. La necesaria construcción de autonomía personal para nosotros solo es posible como parte de un proyecto colectivo de construcción de una sociedad más justa”, destacaron.

Y remarcaron: “No solo es culpa del patriarcado, sino también de los responsables de no llevar adelante políticas concretas y efectivas hacia las problemáticas de las mujeres”.

Cuestionamientos

El documento siguió luego con una serie de reclamos, que comenzó con la denuncia “al Gobierno Nacional de Macri por el vaciamiento y desfinanciamiento de las políticas de género y su casi nulo presupuesto”.

Y continuó por el orden provincial al exigir “la penalización de los proxenetas y tratantes y todos sus socios y socias cómplices de los tres poderes del Estado. En La Pampa, el gobernador Verna apoyó y mantuvo en sus cargos a los intendentes Cabak y Rogers, condenados y procesados por la Justicia por ser partícipes necesarios de delito de trata con fines de explotación sexual. Así como todavía sostiene entre sus funcionarios a un ministro violento y misógino como Tierno”.

Volvieron a cuestionar al macrismo al señalar: “Nos manifestamos en contra de la reforma laboral, previsional y tributaria que favorece a las empresas y deteriora los derechos de las trabajadoras. Peleamos por una reforma de la ley de trabajo que incluya licencias parentales, políticas de cuidados integrales y promoción de las responsabilidades compartidas. Queremos que la licencia por violencia de género alcance a todas las trabajadoras”.

Aborto

El aborto estuvo también presente, con la mira puesta en General Pico. “El 8 de marzo nos manifestamos reclamando el protocolo de interrupción del embarazo en el hospital local Gobernador Centeno, porque ninguna creencia personal puede estar por sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. Porque los efectores de la salud no deben decidir cuándo las mujeres deben maternar o no”, denunciaron. Y recordaron: “Al Congreso de la Nación le seguimos reclamando aborto legal, seguro y gratuito”.

También pidieron por “el cumplimento efectivo de la restitución de los derechos que la ley contra la trata de personas establece con relación a las víctimas que han sido rescatadas, así como políticas públicas para que las mujeres y travestis en situación de prostitución puedan salir de la misma. Políticas que abarquen la prevención de la prostitución en niñas, niños y adolescentes, especialmente en condición de vulnerabilidad, a fin de que la prostitución no sea presentada como una opción laboral. Bregamos por la ley de cupo laboral trans con perspectiva de género y derechos humanos”.

Y también recordaron un viejo pedido al municipio local al señalar: “A nivel local le exigimos al intendente Rainone, como hace nueve años, que cree el refugio y el equipo interdisciplinario para acompañar a las mujeres de la ciudad que necesitan ayuda”.
“Como vemos, el 8 de marzo no se conmemora solamente, se lucha por nuestros derechos, porque ni ayer ni hoy las conquistas se consiguieron esperando, sino peleando por ellos”, concluyeron.

Temas en esta nota: