Estuvo 11 días preso acusado de golpear a un policía y era inocente

Por el caso de la agresión al jefe del destacamento de Conhelo el Ministerio Público Fiscal detuvo a cinco cazadores. Uno pudo demostrar que ese día estaba en General Villegas y después de 11 días preso fue liberado.

“Tengo taquicardia muy a menudo, me despierto exaltado”, aseguró Luciano Sosa para contar las secuelas que tiene por lo ocurrido el mes pasado en La Pampa cuando fue acusado de ser uno de los cazadores que agredió al encargado del Destacamento de Conhelo, el policía Claudio Netto.

El 13 de febrero un grupo de seis cazadores fueron detenidos por Netto cuando cazaban en la zona rural a bordo de un Jeep. Tenían en su poder un chancho jabalí. Cuando el policía volvió al patrullero y se dispuso a labrar un acta de infracción fue atacado a golpes. Los cazadores huyeron del lugar. La Policía detuvo en las inmediaciones a a tres cazadores, Alexis De Jesús, José Cabrera y Gabriel Nigro. En la investigación, encabezada por el fiscal Oscar Cazenave, se determinó que otros dos jóvenes oriundos de General Villegas habían participado del hecho por lo que dictó la órden de captura para Luciano Sosa y Sergio Ruiz. Los dos fueron detenidos y trasladados a Santa Rosa. A los cinco de les dictó la prisión preventiva por 45 días acusados de lesiones graves en concurso real con abandono de persona y atentado a la autoridad agravado por abandono de persona.

Desde un principio, Luciano Sosa aseguró que no había participado de la agresión y que se enteró que lo mencionaban a través de los medios de comunicación. El policía Netto fue el que acusó a Sosa de ser uno de los agresores.

El sábado 17 de febrero fue detenido en su casa de General Villegas. El 20 de febrero fue trasladado a Santa Rosa y alojado en la Alcaidía de la Unidad Regional I.

Según informó el sitio Distrito Interior, la familia de Sosa, amigos y el abogado Luciano Sacco recolectaban las pruebas que demostrarían ante el fiscal Cazenave, su inocencia.

Las pruebas presentadas fueron “las imágenes de las cámaras de seguridad de General Villegas y comercios, mails enviados y recibidos en la empresa que trabaja, remitos firmados por él y un compañero en el mismo lugar, testimonios, el registro de las redes de wi fi que su teléfono utilizó en ese momento, entre otras, que lo mostraban el día del ataque a Netto en General Villegas”.

El pasado 27 de febrero, Sosa fue sobreseído y puesto en libertad.

Sosa contó que de los 11 días detenido, 8 transcurrieron en los pabellones este y oeste de la Alcaldía de Santa Rosa, con trato igualitario al de cualquier condenado. Dijo que pedeció “en más de una oportunidad situaciones traumáticas que no se permite recordar y mucho menor relatar”.

Trascendió que el cazador tuvo en alguna oportunidad “algún tipo de cruce” con el policía Netto y que esto podría ser la causa de la acusación.

Es probable que Sosa termine haciendo una demanda contra La Pampa y contra Netto.

Temas en esta nota: