Avances en la causa por la represión en el Meridiano V

El abogado David Culacciatti -quien patrocina al joven David Díaz, herido durante la represión- aludió a la declaración del jefe policial Roberto Ayala y consideró inminente una indagatoria al ministro Juan Carlos Tierno.

General Pico (Agencia) - El jefe de la Policía de La Pampa, Roberto Ayala, fue citado a declaración indagatoria por el Juzgado Federal de Junín, donde debía presentarse el pasado 28 de febrero en la causa donde se investiga la feroz represión de la Policía pampeana a vecinos de Villa Sauce y Sansinena. Aunque se desconoce hasta ahora el contenido de dicho acto y el auto de procesamiento que en el mismo momento se le informaría, quienes actúan como denunciantes consideran que es inminente la indagatoria del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno.

La causa se inició a pocos días del 6 de febrero de 2016, cuando Tierno y Ayala encabezaron un operativo en el Meridiano V para pasar por allí con máquinas viales que cortarían el camino que divide Buenos Aires de La Pampa y facilitar el escurrimiento de aguas del río V. Pero se encontraron con pobladores de Villa Sauce y Sansinena que trataron de impedir el paso de las máquinas y, en medio de la refriega, Tierno dio la orden “metan balas”, desencadenando un episodio que terminó con decenas de vecinos bonaerenses heridos.

El expediente estuvo demorado más de un año en la Corte Suprema de Justicia, donde se dirimió quién debía intervenir y fue girado al Juzgado Federal de Junín en abril del año pasado, donde comenzó a moverse. En diciembre de 2017 salió la citación de Ayala y se cree que sería inminente la misma convocatoria para el ministro de Seguridad pampeano.

El estudio Culacciatti & Asociados de América representa al joven David Díaz, quien sufrió las peores consecuencias de la feroz represión policial. Le destruyeron una pierna que le llevó un año recuperar en parte y quedó con secuelas permanentes. Este estudio lleva adelante dos causas, la penal en el Juzgado Federal de Junín y otra donde pide un resarcimiento (para Díaz) ante la Corte Suprema.

Entrevistado por TVCO Noticias, el abogado David Culacciatti brindó detalles de la investigación que se lleva adelante.

Víctimas

El abogado Culacciatti explicó que en el Juzgado Federal de Junín “se ventila qué delito se cometió y quienes fueron los autores, donde se presentaron también profesionales que forman parte de una ONG dedicada a la defensa de ciudadanos víctimas de abusos de fuerzas policiales, quienes representan aproximadamente a ocho personas”.

Y recordó: “En realidad hubo unas 30 personas heridas, pero lo cierto es que ninguno de la magnitud de David, quien sufrió una doble fractura de tibia y peroné con desplazamiento de hueso, un acortamiento posterior del miembro de 5 centímetros en la pierna lesionada, tuvo pérdida de masa muscular y estuvo aproximadamente un año en rehabilitación. Recién pudo reactivar su vida en octubre del año pasado, pero sin poder realizar algunas actividades específicas, como deportes, por ejemplo”.

Ayala
y Tierno

El jefe de la Policía de La Pampa, Roberto Ayala, fue citado en el marco de la causa caratulada provisoriamente como “NN, sobre incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Al respecto, el abogado Culacciatti explicó que “el primer funcionario individualizado fue Ayala, pero entiendo que de las constancias que hay debiera haber más funcionarios. Surge de la causa de cuatro cuerpos que el ministro Tierno también está individualizado como quien dio la orden de reprimir, por lo que entiendo que a la brevedad debiera ser citado a declaración indagatoria”.

Y detalló: “Declararon aproximadamente 35 o 40 personas, hay dobles declaraciones, una inmediata en sede policial y después toda esa gente fue citada a ratificar o rectificar esas declaraciones en los Juzgados Federales de Junín y de Santa Rosa. Todos ratificaron sus dichos y todos fueron contestes en afirmar que, quien dio la orden “metan balas”, esa frase poco feliz, fue el ministro Tierno”.

Avance

El letrado bonaerense señaló que el avance de la causa “no fue el esperado” y explicó que se debió “a que hubo que decidir cuál era el Juzgado que debía intervenir. Ni bien iniciada la causa en febrero de 2016, a los diez días fue elevada a la CSJ por decisión de la fiscala de Pehuajó, quien entendía que era la Corte quien debía intervenir por tratarse de vecinos de distintas jurisdicciones. A instancias del procurador de la Nación, la Corte decidió que no era una causa en la que debía intervenir y debía continuar en el Juzgado de Junín, pero para hacer esa resolución demoró un año y tres meses, habiéndola resuelto en abril de 2017”.

Agregó que “en abril de 2017, el Juzgado de Junín retomó el impulso procesal, se ratificaron todas las declaraciones testimoniales que se habían efectuado en sede policial y en diciembre se determinó llamar a Ayala a declaración indagatoria”.

Y explicó sobre la situación de Ayala que “tiene un procesamiento porque el juez considera que hay elementos suficientes para considerar que ha cometido un delito, pero no puede informar qué delito porque eso se le informa a la persona en el momento que va a declarar, pero yo no tuve la posibilidad aún de acceder a esa indagatoria”.

 

Temas en esta nota: