Asociación Sentir tiene que devolver 90.000 pesos de un subsidio del ministerio de Salud

La Asociación Civil Sentir, con asiento en General Pico, que preside Fernando Adrián Gómez, tiene que devolver 90.000 pesos de un subsidio que nunca rindió. La entidad recibió varias intimaciones pero nunca rindió ese aporte.

El subsidio lo recibió a través de la subsecretaria de Salud Mental y Abordaje de las Adicciones para gastos de funcionamiento. Además de Gómez, las otras autoridades de “Sentir” son la vicepresidenta, Paola Alejandra Ríos, y los vocales Sergio Gómez y Susana Velazques.

Cuando el Tribunal de Cuentas intimó a la realización del subsidio, la entidad respondió que el presidente Gómez perdió el comprobante en un accidente de tránsito, pero remitió el contrato de locación de una chacra de 12 hectáreas donde funciona un hospital de día. Pero eso no tenía validez como comprobante del pago del gasto. Una vez que el TdC dictaminó el faltante de la rendición, intimaron a las autoridades a depositar ese monto para devolverlo.

El expediente 9904/2015 trata sobre el subsidio a la Asociación Sentir. Por decreto Nº 608/15 se otorgó un subsidio a favor de la Asociación Civil Sentir, con sede en la ciudad de General Pico, por la suma de 90.000 pesos destinado a solventar gastos de funcionamiento de la citada asociación.

La Subsecretaría de Salud Mental y Adicciones tiene por no presentada la rendición del subsidio de referencia, solicitando la intervención de este Tribunal de Cuentas.

En la sentencia, el TdC señala que “ante múltiples requisitorias de cumplimiento renditivo, el presidente de la entidad beneficiaria expresó no haber podido encontrar el comprobante de rendición de cuentas del subsidio a raíz de un siniestro vial, adjuntando fotocopia certificada de contrato de locación de un predio de doce hectáreas que refiere arrendadas con la finalidad de funcionamiento de un hospital de día”.

Añade que “ante la ausencia de comprobantes válidos que acrediten el destino del beneficio recibido, la Subsecretaría de Salud Mental y Adicciones tuvo por no presentada la rendición de cuentas exigible en virtud de lo normado en el artículo 19 de la N.J.F. Nº 835”.
“Por lo expuesto la Jefatura de Sala I estima corresponde el dictado de la sentencia que considere no rendido el subsidio de referencia”, dice la sentencia del 15 de enero pasado.

Temas en esta nota: