Juzgan a policías por las peleas en la Alcaidía de Pico: los presos acusaron a los guardias

En la Sala N° 1 del Palacio de Tribunales de la Segunda Circunscripción Judicial comenzó este lunes. 

El debate oral y público contra cuatro policías involucrados en  los escándalos ocurridos en la Alcaidía de General Pico a comienzos de 2017 y que tomaron estado público mediante videos enviados a los medios locales, comenzó a desarrollarse hoy lunes.

Siete detenidos declararon en la primera jornada, confirmando la existencia habitual de peleas entre presos, las cuales eran facilitadas por los agentes que los retiraban de sus calabozos para que se enfrentaran. Algunos incluso afirmaron que eran obligados a participar de los combates.

Se llevó a cabo la primera de las cinco audiencias de juicio que se celebrarán como parte de la causa que inició de oficio la Justicia y que investigó el fiscal general Armando Agüero, luego de los videos que llegaron a los medios donde se observaba a presos peleando entre sí, con policías observándolos pasivamente, y hasta se observó a un recluso blandiendo un destornillador dentro de su celda para evitar que lo sacaran del lugar.

Por parte del Ministerio Público Fiscal estuvo presente el fiscal general Agüero, quien en su alegato de apertura aseguró que demostrará que los agentes cometieron los delitos por los que fueron acusados, que son los de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, para dos de ellos, y “abuso de autoridad”, para los otros dos.

Por su parte, la Defensa se limitó a señalar que demostrarán la imposibilidad de determinar la existencia real de los hechos, así como su ubicación en el tiempo, y la responsabilidad de sus clientes. El letrado santarroseño Gastón Gómez representó a Marcelo Díaz, mientras que los doctores Sebastián País Rojo y Rodrigo Villa representaron a Hernán Díaz, Juan Juárez e Iván López.
Comprometidos

La primera persona en declarar ante los jueces Carlos Pellegrino, Marcelo Pagano y Jimena Cardozo, fue el agente Marcelo Díaz, quien es testigo en uno de los legajos e imputado en el otro. El uniformado simplemente negó su participación en los hechos e intentó deslindar responsabilidades hacia sus superiores, indicando que solo se dotaba a la Alcaidía con dos policías por turno, lo que hacía imposible un trabajo normal.

A continuación declaró Nicolás Mignola, uno de los presos que se observó en el video de la pelea. Contó que el día del hecho fue retirado de su celda por sus cuidadores cerca de las 15 horas para participar de una pelea con Kevin Muñoz, con quien tenía una disputa de vieja data. Agregó que esa misma noche lo buscaron los guardias para pelear con otro reo.

Cuando le mostraron fotografías y el video de la pelea, no dudó en señalar a Iván López y Hernán Díaz como las personas que los instaron a combatir. También afirmó que estas situaciones eran habituales en el lugar de detención.

Luego declaró Kevin Muñoz, quien aporto un testimonio similar al de Mignola, describiendo que él estaba en una celda del pabellón N° 1 y que su rival en una del N° 2, por lo que fueron retirados y reunidos en un patio común que se encuentra entre ambos sectores. Como el otro preso, reconoció a los imputados.

Como tercer testigo importante declaró Alex Quiroz, el detenido que fue filmado amenazando con un destornillador a los guardias. Explicó que incurrió en tal actitud para evitar que lo llevaran a pelear porque no deseaba problemas. Reconoció tanto a los policías que querían llevarlo a pelear como a los que aparecían en el video de la pelea.

Por último se presentaron otros cinco jóvenes alojados en la Alcaidía de la Unidad Regional II, quienes afirmaron que las peleas fomentadas o permitidas por los policías eran algo habitual.
El debate continuará hoy, con la segunda audiencia que comenzará a las 8:30 horas. Se espera que la presencia de varios funcionarios policiales de alto rango, que podrían comprometer más a aún a sus subordinados.

Temas en esta nota: