Pidieron 10 años de prisión para un hombre acusado de abusar de su expareja

General Pico (Agencia) - En la Sala Nº 1 del Palacio de Tribunales de la Segunda Circunscripción Judicial, el pasado jueves se llevó a cabo la última audiencia de juicio contra un hombre acusado de violar a su expareja en marzo del año pasado. La parte acusatoria coincidió en la acusación final por “abuso sexual con acceso carnal” pero difirió en el monto de la pena solicitada a los jueces, ya que la Fiscalía requirió que se le impongan nueve años de prisión efectiva, mientras que la querella pidió diez. Por su parte, la defensa alegó por la absolución del imputado, quien declaró y afirmó que las relaciones sexuales fueron consentidas.

La última audiencia del juicio celebrado contra el hermano de un reconocido abogado piquense se llevó a cabo el pasado jueves en horas de la tarde. Si bien ya estaba agotada la lista de testigos y las pruebas fueron presentadas, el procedimiento se extendió por varias horas ya que el imputado eligió hacer uso de la palabra y además se produjeron extensos alegatos de cierre de cada una de las partes.
Al ser una audiencia privada por tratarse de un delito de índole sexual, lo que impide a los medios estar presentes, la abogada Leticia González, quien ejerció la querella junto a la abogada Alina Acebal, contó que el hombre acusado de violar a su exmujer “hizo uso del derecho que tiene y declaró, no tuvimos nosotros la posibilidad de preguntar porque también hizo uso del derecho de no responder preguntas”.

“Obviamente dio una versión del hecho que es absolutamente opuesta a la que nosotros sostenemos y a lo que sucedió”, agregó y precisó que “él habla de que sí tuvieron relaciones ese día, pero niega el abuso sexual, niega la violación, la violencia en el hecho, que para nosotros ha quedado acreditada”.

Alegatos

“Posterior a eso se efectuaron los alegatos, donde el Ministerio Público Fiscal -encabezado por el doctor Luciano Rebechi- pidió una condena de nueve años de prisión y nosotras pedimos diez años, fundados en muchas circunstancias, como la gravedad del hecho y la características propias tanto de la víctima como del imputado. Fueron unos alegatos extensos porque las partes hicimos un análisis de las pruebas que se fueron emitiendo y que nosotros creemos que es contundente e indicamos paso a paso cómo se relaciona con el hecho que denunció nuestra clienta”.

A continuación contó que “la defensa intentó dar por tierra con la prueba producida, asegurando que los informes psicológicos no tienen ningún tipo de valor”. Indicó que las defensoras particulares Mirta Braun y Magalí Tarditti “consideran que las pericias psicológicas tienen que ver con la personalidad y que la personalidad en sí no tiene nada que ver con el hecho. Para nosotras justamente en este tipo de delitos la personalidad tiene muchísimo que ver, porque es algo que ocurre en un ámbito absolutamente privado y en el que no hay testigos directos”.

Además, las letradas “hicieron un planteo por actividad procesal defectuosa, que consideramos que es extemporáneo y que está absolutamente prescripta la etapa para hacerlo”, indicó. Cabe señalar que con estos argumentos las defensoras pidieron la absolución de su cliente, identificado como PB.

El Tribunal Colegiado, integrado por los jueces Florentino Rubio, Carlos Pellegrino y Diego Ambrogetti, analizará en los próximos días el material probatorio presentado en el debate y dará a conocer su fallo el próximo jueves en horas del mediodía.

Temas en esta nota: