Una campaña de donación que tuvo una buena respuesta

La campaña de donación de médula ósea para Vicenzo, el nene de General Acha que padece leucemia, tuvo una buena respuesta por parte de la población. En el Banco de Sangre del Hospital Lucio Molas pudo observarse una buena cantidad de gente durante los últimos días.

Vicenzo Lonegro permanece internado desde el año pasado en el Hospital Italiano, en la Ciudad de Buenos Aires, y necesita de manera urgente un donante que sea cien por ciento compatible para poder realizar el correspondiente tratamiento.

Su familia lanzó una campaña a través de las redes sociales para encontrar un donante de médula ósea para el pequeño de 4 años.

Una importante cantidad de vecinos se acercaron al Hospital Lucio Molas, luego de que la campaña trascendiera en los medios la semana pasada. “Han venido muchas personas de Santa Rosa y de General Acha”, dijeron a El Diario fuentes del nosocomio.

El nivel de respuesta fue tan alto que hasta la propia familia pidió a los vecinos de Acha que se organicen para concurrir al Banco de Sangre, debido a que el personal no da abasto para realizar las extracciones de sangre en el horario de atención al público.

“Debido a la cantidad de consultas y voluntarios de todo el país, que se suman en la búsqueda del alma gemela de Vichy y de tantos otros que se encuentran en su misma situación, vamos a aclarar: en La Pampa contamos con dos centros de hemoterapia habilitados para registrar donantes de médula”, dijeron desde el grupo de familiar.

Además, aclararon que “en General Acha, por el momento, es imposible realizar (las donaciones); por como ya se aclaró anteriormente, necesitamos de la supervisión de gente del Lucio Molas y no hay personal suficiente. La voluntad está, pero por el momento no se puede”.

“Hay muchos que viajan a Santa Rosa y eso es impagable, pero también hay que tener en cuenta que la extracción y registrarse lleva todo un protocolo que hay que respetar. El Banco de Sangre, como lo han comprobando los que asistieron, tiene una atención excelente y una calidad humana maravillosa, pero tienen un horario y la sangre después de ser extraída también lleva su proceso, no termina todo cuando se saca la vía y se cierra la bolsita. Organicémonos de la mejor manera para que esto tan bueno que se generó se pueda seguir haciendo sin inconvenientes”, aconsejaron.

Finalmente indicaron: “Tratemos de no superar el límite que nos dicen y viajemos distintos días. Sabemos que el tiempo es nuestro peor enemigo en todo esto, pero sigamos haciendo las cosas como hasta ahora, que lo importante es la concientización que con un solo pinchazo se puede salvar una vida”.

¿Cómo donar?

Los lugares habilitados para la donación de médula ósea en La Pampa son los hemocentros del Hospital Lucio Molas de Santa Rosa, y del Hospital Gobernador Centeno, de General Pico.

En el caso de Santa Rosa, los interesados en donar médula ósea deben dirigirse al Banco de Sangre en horario de 7:00 a 10:00 de lunes a viernes. Es conveniente que desayunen en forma liviana (té, café, mate, jugo de fruta, o alguna fruta) y no deben consumir lácteos en ninguna de sus formas. Para mayor información, comunicarse al teléfono 455000, interno 3136.

Las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) son las encargadas de producir los componentes de la sangre. Son células madres, es decir células inmaduras que tienen la capacidad de dividirse y diferenciarse para dar origen a todos los tipos celulares maduros presentes en la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Estas células se pueden donar en vida y se utilizan en pacientes con indicación de trasplante de médula ósea.

Las CPH se encuentran en la médula ósea humana que es un tejido esponjoso, ubicado en la parte central de los huesos, donde se fabrican las células sanguíneas. Estas células también se encuentran en la sangre del cordón umbilical y en la placenta del bebé recién nacido. No debe confundirse la médula ósea con la médula espinal, que es un cordón nervioso ubicado dentro del canal raquídeo.

Toda persona de 18 a 55 años de edad, en buen estado de salud y más de 50 kilogramos puede ser donante de células. El donante no debe poseer antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas y debe estar en condiciones de donar sangre.

Las células extraídas se regeneran en poco tiempo y la donación de las mismas no tiene riesgos para la salud del donante.

Para concretar la inscripción como donante hay que firmar el consentimiento informado, formulario de autorización donde la persona reconoce por escrito que ha leído y comprendido la información suministrada. Al mismo tiempo, se debe llenar un formulario de inscripción, una ficha médica y autorizar la extracción de sangre para realizar los estudios serológicos y de marcadores genéticos. Luego se dona una unidad de sangre de donde se toma la muestra para realizar el análisis del código genético del donante que permitirá evaluar la compatibilidad con los posibles receptores.

De acuerdo a los datos difundidos por el INCUCAI, 75% de los enfermos no tiene un donante compatible en su familia y debe recurrir a un donante no emparentado. La posibilidad de encontrar una persona que sea compatible es de 1 entre 40.000 donantes.

Temas en esta nota: