Los accidentes de tránsito generaron un gasto de casi $2 millones en 2017

El SEM informó que realizó unas 620 intervenciones por siniestros viales. Cada asistencia cuesta $3.000.

General Pico (Agencia) - Desde el Servicio de Emergencias Médicas dieron ayer detalles sobre cuáles son los alcances de su intervención en los casos de personas lesionadas por accidentes de tránsito, así como se informó el costo que dicho trabajo insume. Según precisaron, cada herido que es asistido por el organismo genera un gasto de aproximadamente 3.000 pesos, por lo que teniendo en cuenta la cantidad que se registró en 2017 la suma alcanza la friolera de 1.860.000 pesos. Además, a lo dicho hay que sumarle los otros costos en concepto de internación, estudios, prácticas, descartables y medicamentos.

“Más de medio centenar de personas, cada mes, sufren accidentes en la vía pública y son asistidas por el Servicio de Emergencias Médicas. A ellas deben sumarse las que son trasladadas hasta la Guardia de Emergencias del Hospital ‘Centeno’ por sus propios allegados, y otras que son derivadas a General Pico (por las mismas causas) desde localidades vecinas. Es frecuente, también, que muchos de esos pacientes sean internados y permanezcan varios días en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital o en camas de cirugía o traumatología, en mayor medida”, explicaron desde el SEM.

“En todos los casos, una y otra vez, se pone en marcha un sistema de intervención y seguimiento terapéutico que determina el despliegue de decenas de trabajadores de salud pública junto con recursos técnicos de variado tipo y de alto costo económico. La complejidad de ese nivel de respuesta es, generalmente, desconocida para la mayor parte de la comunidad”, admitieron.

Estructura

Además precisaron que “el SEM se sostiene con una estructura de funcionamiento que incluye servicios y prácticas diversas de 38 personas, desde mucamas hasta médicos especializados en emergencias, junto con choferes, operadores de comunicaciones, administrativos y personal de enfermería. Dispone de dos ambulancias equipadas con elementos de alta complejidad y una ambulancia de reserva para cubrir relevos de las otras unidades por mantenimiento. En el transcurso del año pasado, el SEM socorrió y trasladó a Guardia un promedio de 1,7 personas por día, por accidentes en la vía pública. Totalizaron 620 traslados al año por ‘incidentes de tránsito’, con mayor relevancia en las horas pico y los fines de semana”.

“Tras el recorrido -desde el centro o la periferia de la ciudad- hasta la Guardia de Emergencias (atención prehospitalaria), cada paciente politraumatizado es recibido por una dotación permanente de dos médicos de guardia para adultos, otros dos para pacientes pediátricos, un cirujano general y cinco enfermeras/os que -según las necesidades- rotan y colaboran con los distintos equipos de atención”, continuaron.

“En la guardia funciona, en forma ininterrumpida durante las 24 horas, todos los días, un sector de ‘shock room’, equipado con aparatología imprescindible para brindar respuestas eficaces y eficientes en situaciones de máxima exigencia (entre otros: respiradores, monitores, carro de paro cardiorrespiratorio, desfibrilador, etcétera). Los elementos mencionados están distribuidos en dos boxes permanentes más la alternativa de un tercero según la demanda puntual de cada jornada; además de cuatro camas para pacientes en observación”, agregaron.

“Los equipos de profesionales y sus colaboradores inmediatos proceden de acuerdo con diversos protocolos de actuación validados a nivel internacional para observar, definir, diagnosticar e intervenir en los sistemas esenciales para el mantenimiento de la vida (circulatorio, neurológico, respiratorio, etcétera); junto con las prácticas médicas y la utilización de aparatología específica que aseguren la mayor precisión posible en la evaluación y el tratamiento de cada problema, incluyendo la detección de eventuales lesiones ocultas, llamadas de segundo tiempo porque se manifiestan horas después del evento. Análisis de laboratorio, radiografías, ecografías, tomografías son realizadas en los casos en que se considera necesario”, informaron luego y señalaron que “cuando finalmente el paciente ha sido estabilizado, es trasladado a UTI o a una sala hospitalaria. Algunos, luego de horas de observación, pueden regresar a sus domicilios”.

Costos

Por otra parte, resaltaron “como datos adicionales para la consideración del tema de referencia, que en la actualidad una asistencia en vía pública por personal y ambulancia privados, tiene un costo de aproximadamente 3.000 pesos. Y una internación en terapia intensiva, también en el sector privado, ronda los 20.000 pesos por día, sin contar estudios adicionales”, dijeron. Tomando esas cifras, y las de los accidentados durante 2017, se estima que solamente el trabajo del SEM insumió un gasto de 1.860.000 pesos, a lo que se suman los gastos en otros conceptos, lo que deja en evidencia el alto precio que paga la sociedad en su conjunto por los siniestros viales.

“Los servicios de emergencias y toda la estructura hospitalaria de salud pública, gratuita y de calidad, están alertas y responden con prontitud ante cualquier requerimiento. Sin embargo, el sentido común nos dice que es mejor ‘prevenir que curar’. Muchos de los ‘incidentes’ en la vía pública se producen por conductas imprudentes y/o negligentes. Seguramente el hecho de reflexionar sobre sus causas contribuirá en buena medida a evitarlos”, reflexionaron por último.

Temas en esta nota: