Piden que alcaidías y penales tengan “inhibidores de señal”

General Pico (Agencia) - En medio de la polémica desatada por el acceso a redes sociales que tenía el violador y asesino Juan José Janssen en su lugar de detención, el referente del MOFEPA y del Consejo de Seguridad de General Pico, Fernando Gauna Rubio, exigió medidas al respecto, como por ejemplo la implementación de “inhibidores de señal” en las Alcaidías y Penales. Recordó que tiempo atrás desde la Policía provincial habían solicitado la colocación de estos elementos, que no tienen un gran costo y demuestran eficacia para evitar que los presos puedan comunicarse desde las cárceles y cometer delitos, como por ejemplo acosar a víctimas, realizar estafas o secuestros virtuales.

Gauna Rubio, como referente del MOFEPA en la zona norte de la provincia, emitió un comunicado esta semana donde pidió, en primer lugar, que “el director de la Unidad del Servicio Penitenciario Neuquino debe ser relevado del cargo y sumariado, sea por esta situación anómala -la de Janssen con un teléfono- ya que los detenidos no deben tener uso de su ocio al servicio de las redes sociales, o por la ‘culpa in vigilando’ que le pudiera corresponder”.

Consideró que “es importante mencionar que los presos por día le cuestan muy caros a la sociedad, entre 25.000 y 35.000 pesos, sin contar la amortización de edificios y gastos de Sistema Penitenciario, lo que ascendería a unos 100.000 pesos para que, lejos de cumplir con una condena por sus delitos, la condena sea para las víctimas o familiares por estas situaciones”.

Inhibidores

El dirigente remarcó que “todas las unidades y/o alcaidías penitenciarias del país deberían tener inhibidores de señales de telefonía celular, ya que desde esos lugares, no solo se realizan delitos de secuestros virtuales, sino lo peor se siguen manejando desde adentro de las unidades como si estuvieran en total libertad con sus propios secuaces”.

Señaló además “cuando la familia Viale-Ampudia, junto a otra familia víctima y la sociedad no solo de General Pico, sino que toda La Pampa, sufrió por esta terrible y repudiable conducta del asesino y atroz violador de Janssen, sin descuidar la catarata de necedades e inutilidades judiciales, estuvimos en boca de todo el país por estas cuestiones, y hoy se repite el escenario”.

El vecino, integrante del Consejo de Seguridad piquense, reprochó a las autoridades que los condenados tengan acceso a teléfonos celulares. “Las personas que se hallan cumpliendo condena por este tipo de delitos como los que cometió Janssen, deben estar privadas de todo tipo de uso de aparatología que les permita seguir pergeñando para su salida o aún, a través de las redes sociales, delitos similares a los que cometió, ya que lejos de ser un mecanismo coercitivo del Estado en reproche por las atrocidades que cometió, parece ser un beneficio para este tipo de delincuentes”.

Rememoró Gauna Rubio que “desde General Pico yo he solicitado incansablemente la formación de un Sistema Penitenciario que trate los delitos por género penal; con cultura del trabajo en serio y no cultura del ocio, hasta con derecho laboral penitenciario que es único, no esta pantomima de que trabajan por ejemplo en las panaderías y encima luego intentan hacer juicios a las penitenciarías, por no estar regulado y en realidad ni 35 horas semanales quieren cumplir; con tratamiento intramuro de adicciones, enfermedades mentales y tratamiento para este tipo de delincuentes; también presenté y solicité la inhibición de señales en las unidades, aunque sea en las alcaidías provinciales, ya que las cárceles son federales; en una propuesta única en el país e irrepetible, máxime elaborada por pampeanos de los que el país debería hablar por innovadores y no porque tenemos lacras como estas por Janssen-”.

Voluntad

Gauna Rubio recordó que, hace unos años, el exjefe de la alcaidía de Santa Rosa, el comisario general Fabio Girabel, también había iniciado un expediente solicitando la inhibición de señales en las Alcaidías. “Un expediente único en el país, donde se probó no solo la eficacia, sino también la no afectación de otras áreas aledañas a esa unidad a un bajísimo costo, sin descuidar que toda comunicación debe pasar por el conmutador y quedar registrada. Obviamente lejos de aprobar una innovación para nuestra provincia seguimos como en todo el país”, se lamentó.

“Solo hace falta voluntad política, tanto provincial como nacionalmente, para dar eficacia al poderoso poder punitivo del Estado y realmente lograr reinserción social de los reos, que esto sí que es responsabilidad del Estado y yo he puesto no solo las herramientas, sino también los equipos que son altamente calificados al servicio de una solución concreta y fáctica, con garantías de que un altísimo porcentaje no reincidiría y mientras cumple la condena se siente una persona útil para la familia, Estado y, lo más importante, para sí mismo”, concluyó.

 

Temas en esta nota: