Organizan “Marcha del Silencio” en Rolón

Los familiares piden celeridad a la Justicia para que avance en la causa. Denuncian que hay un pacto de silencio entre quienes estuvieron en la trágica fiesta. Las autoridades policiales que actuaron en la tragedia dijeron que era una “fiesta loca”.

Familiares de Agustín Giordano impulsan una “Marcha del Silencio” el próximo 22 de enero, día en el que se cumplirá un año del trágico hecho donde perdió la vida el joven. El punto de encuentro será el Salón de Usos Múltiples municipal desde las 10 horas.

La familia y amigos de Agustín invitan a participar a todas aquellas personas que quieran apoyar este pedido de justicia por la muerte del joven, sucedida en el SUM Municipal de Rolón el 21 de enero de 2017. La manifestación recorrerá algunas de las principales calles de la localidad solicitando que se haga justicia por la muerte de Agustín Giordano.

El trágico hecho se produjo en una fiesta de cumpleaños que se desarrolló en el SUM Municipal donde los concurrentes habrían comenzado una “guerra de matafuegos”, que terminó de manera trágica con la muerte de Agustín. El joven falleció por asfixia como consecuencia de la inhalación de trifluoroetano, un componente que se encuentra en un tipo de matafuegos diseñados para combatir incendios en instalaciones eléctricas.

La familia de Agustín asegura que la causa no se mueve y que hubo una “suerte de pacto de silencio” entre los jóvenes que participaron, porque no se aportan pruebas sobre lo sucedido.
Pocos días después del hecho, el fiscal Cazenave relató que “lo primero que se hizo fue preservar la escena del hecho... se tomaron las testimoniales, se hizo una inspección ocular y la pericia de los matafuegos porque el salón estaba lleno de polvo blanco en el piso”.

Sin embargo, los familiares sostienen ahora que “se manipuló la limpieza del salón, se limpiaron los matafuegos y se volvieron a colgar. No se pudo hacer ninguna pericia sobre los matafuegos. Tenían algunas huellas pero no se hizo una reconstrucción del hecho”, expresaron los familiares, quienes agregaron que “cuando fue el fiscal Cazenave, ya estaba todo limpio”.

Sobre cómo se habrían producidos los hechos, el fiscal confirmó que hubo manipulación de matafuegos. “Al menos de uno seguro... incluso testigos aseguran que fue la víctima la que abrió el matafuegos. Sí también está claro que el chico no tiene signos de haber sido golpeado ni tampoco de defensa. Es decir, se descarta en principio que haya terceras personas involucradas en la muerte”, detalló Cazenave.
Pero la familia afirma que “a Agustín lo corrieron y se refugió en el baño y allí le dispararon el contenido del matafuegos. Y que tienen que haber sido al menos dos, uno accionó el aparato y otro tenía la puerta”.

También los familiares aseguran que el joven no consumió alcohol y denunciaron que se borraron evidencias, criticando al intendente de Rolón porque “nunca se hizo cargo“.

En la causa constan testimonios que reflejan la situación. Cazenave relató que, de acuerdo a los testigos, “el chico -por Giordano- abrió al menos uno y que jugaba con eso... que corría a otras personas para rociarlas con eso. Todo en el marco de un juego por supuesto”.

La trágica fiesta fue catalogada por el comisario Carlos Castro, en ese momento a cargo de la comisaría de Macachín, como una “fiesta loca”, incluso esa misma noche se le había labrado una contravención por ruidos molestos.

Temas en esta nota: