Siri finalmente irá a juicio por estafar a un piquense

General Pico (Agencia) - El vendedor de autos bonaerense Eduardo Siri fue acusado formalmente días atrás por el fiscal general de la Segunda Circunscripción Judicial, el doctor Armando Agüero. Después de esperar un tiempo prudencial, y al no vislumbrar ninguna intención de la defensa de llegar a una salida alternativa que contemplara una reparación económica, el investigador lo acusó por el delito de “estafa” y pidió la elevación de la causa a debate oral y público.

A finales del mes de noviembre del año pasado, personal policial detuvo en el partido de Tigre (Buenos Aires) al reconocido vendedor de autos Eduardo Abel Siri, luego de una denuncia por “estafa” que presentó tiempo antes un vecino de Intendente Alvear, de apellido Suárez. Esta persona le compró a mediados del 2016 un Mini Cooper, valuado en 320.000 pesos, el cual al poco tiempo comenzó a tener desperfectos, por lo cual realizó el correspondiente reclamo para que el vendedor se hiciera cargo.

Pocas semanas después de la transacción Siri viajó a La Pampa y se llevó el coche, con la promesa de subsanar los inconvenientes mecánicos del rodado. Sin embargo, nunca lo devolvió ni tampoco reintegró el dinero que pagó la víctima.

El 27 de noviembre el sospechoso fue formalizado y el juez de Control Alejandro Gilardenghi le dictó la prisión preventiva por el plazo de 90 días corridos. Además ordenó una pericia caligráfica y una rueda de reconocimiento de personas, medidas de prueba que en ambos casos dieron resultados positivos.

Se esperaba que la defensa del comerciante intentara negociar una salida alternativa con la Fiscalía, como por ejemplo la aplicación del principio de oportunidad, donde el imputado reconocería el hecho, devolvería el dinero correspondiente al perjuicio causado y con esto se suspendería la acción penal. Sin embargo, la propuesta de arreglo nunca llegó y, para no dejar pasar el tiempo, el fiscal general Armando Agüero presentó la acusación formal por el delito de “estafa”.

Ahora la presentación deberá será analizada por un juez de Control, quien de aceptarla tendrá que dictar el “auto de apertura” de la causa para elevarla a juicio. Luego se tendrá que programar una audiencia de ofrecimiento de pruebas, sortear al magistrado que coordinará las audiencias de debate oral y público, además de fijar fechas para la realización de las mismas.

Temas en esta nota: