El Ministerio de Salud diseñó un plan para la ruta 20, la más mortal de La Pampa

El Ministerio de Salud disenó el CODES (Coordinación de Desastres y Emergencias Sanitarias). Apunta a enfrentar los incendios rurales y la siniestralidad y mortalidad de la ruta 20, donde más víctimas fatales se producen en La Pampa.

“El Gobierno de La Pampa está implementando en la provincia, a través de las áreas de competencia, una estrategia para intervenir en la problemática de la siniestralidad vial durante el período de vacaciones de verano”, dice un comunicado oficial.

Explica que “la intensificación del tránsito vehicular propio del comienzo de la temporada vacacional en distintas locaciones del país, siendo nuestra provincia ruta de paso hacia y desde las principales plazas elegidas por los turistas, condiciona la posibilidad de ocurrencia de incidentes viales con lesionados y muertes por trauma”.

En este escanario se agregan el estado de las rutas nacionales con sectores interrumpidos parcialmente a raíz de las inundaciones, con alteos sin finalizar y banquinas anegadas producto de las inundaciones que afectaron el centro-norte de la provincia (escenarios de rescate inusuales, muertes por ahogamiento). También los incendios rurales en temporada estival que ya comprometió seriamente a la provincia el año pasado y que seriamente amenaza con continuar afectando a un vasto territorio de la región sur-oeste (condiciona inconvenientes en la visibilidad por el humo y a la interrupción de rutas por la presencia del fuego).

La condición agreste de esta región del sur-oeste de La Pampa, con largas distancias entre las principales ciudades y localidades emplazadas en un verdadero desierto que distan muchos kilómetros unas de otras, entorpeciendo el tiempo de respuesta de los equipos de rescate. La situación de las comunicaciones con amplias zonas sin cobertura de telefonía celular ni comunicaciones radiales (VHF) por falta de alcance; solo se consigue comunicación en determinados sectores, en un área muy limitada.

El estado general de algunos corredores viales, que dificulta una respuesta adecuada ante situaciones de emergencia, a la vez que es un factor determinante en el desarrollo de colisiones vehiculares. Debido a la situación de las rutas nacionales se han modificado los principales corredores viales, redirigiendo el tráfico por carreteras no habituales con el paulatino deterioro de las rutas que reciben un flujo de tránsito inusual.

“A raíz de la situación descripta, el Ministerio de Salud ha implementado como estrategia para de la
gestión integral del riego una serie de medidas articuladas mediante la Coordinación de Desastres y Emergencias Sanitarias (CODES)”, detalla.
El corredor de la “Ruta del Desierto” se intervino a través de dos dispositivos de respuesta rápida, “El Carancho” (Km 70 RN Nº 152, a 45 Km de distancia de General Acha) y “El Flechillar” (Km 319 RN 20, a 90 Km de distancia de Colonia 25 de Mayo).

En estos dispositivos en los que interviene salud, policía y seguridad vial, se dispone una ambulancia equipada como soporte vital básico con un equipo sanitario prehospitalario, conectados a través de comunicaciones VHF, disponibles para dar intervención a cualquier situación de trauma en las rutas de la región.

Los referentes del dispositivo son los Establecimientos Asistenciales de 25 de Mayo (Jorge Ahuad) en su extremo oeste y de General Acha (Padre Buodo) en el este, a los que se suman los centros de salud de las localidades de Chacharramendi y de La Reforma.
“Los equipos estarán alertas ante la posibilidad de eventos de trauma (colisiones vehiculares-eventos de víctimas múltiples), articulando la respuesta entre sí y con los demás respondientes (policía, bomberos voluntarios). Las Zonas Sanitarias han articulado a través de los hospitales de referencia una propuesta de intervención en respuesta a eventuales situaciones que involucren víctimas del tránsito”, dice el comunicado.

El subsecretario de Salud, Gustavo Vera, acompañado por el coordinador del CODES, Juan Barbero, asistieron, junto a la directora Asociada del Establecimiento Asistencial, Laura Vigliota a la guardia central del Hospital Lucio Molas para interiorizarse por el estado de salud del paciente que sufriera serias lesiones por quemaduras en la zona afectada por los incendios rurales. Dicho paciente fue asistido inicialmente por personal de Salud de los Hospitales de Bernasconi y de Abramo, siendo trasladado inicialmente al hospital de General Acha donde se estabiliza y luego es referido a la capital provincial a raíz de la gravedad de su estado de salud.

En la organización de la respuesta intervinieron además los referentes de las Zonas Sanitarias 3 y 5, directores y equipo de guardia del Hospital Padre Buodo y equipo de emergencias del HLM. El paciente permanece internado en grave estado. Además de esta intervención, se reforzaron los monitoreos de los dispositivos regionales de respuesta a trauma para asegurar que los primeros respondientes permanezcan alertas y coordinados en caso de presentarse incidentes vehiculares que involucren a víctimas múltiples.

Temas en esta nota: