Dos médicos son juzgados por supuesto caso de mala praxis

Carlos Fanjul y Ricardo Andrés Pasaman Znacovski, investigados por homicidio culposo. 

General Pico (Agencia) - Comenzó ayer en Tribunales el juicio oral y público por el “homicidio culposo” de la joven Ana Belén Ceballos (25), quien falleció en septiembre de 2011 en la Fundación Favaloro, luego de realizarse estudios en Santa Rosa y ser internada e intervenida quirúrgicamente en Pico. El médico santarroseño Carlos Eduardo Fanjul y el piquense Ricardo Andrés Pasaman Znacovski son los acusados.

El juez Carlos Pellegrino presidió la primera de tres jornadas de debate, que ayer abrió con los alegatos y continuó con la declaración de familiares de la víctima. La Fiscalía estuvo a cargo de Ivana Hernández, el abogado Jorge Salamone ejerció como querellante, mientras que el letrado capitalino Francisco Marull tiene a cargo la defensa de los dos médicos.

En su alegato de apertura, la fiscala Hernández recordó que el hecho comenzó el 24 de agosto de 2011, cuando Ana Belén Ceballos concurrió al Sanatorio Santa Rosa, en el marco de una derivación ordenada desde General Pico. Según citó la investigadora, allí la atendió el doctor Carlos Fanjul y le realizó una “colangiopancreatografía retrógrada endoscópica llamada CPRE”. “Era un estudio que tenía como finalidad extraer cálculos de uno de los conductos biliares”, según resumió Hernández.

La titular del MPF destacó que “de esa intervención, que suele utilizarse de manera terapéutica y diagnóstica, resultó una perforación en el duodeno y complicaciones”.

Una vez culminado el estudio en Santa Rosa, la paciente se trasladó a Pico, pero -según remarcó Hernández- a causa de la perforación de duodeno, Ceballos sufrió una “pancreatitis post CPRE”. Y observó que a partir de ese momento “se inicia todo un proceso que culmina el 29 de septiembre de 2011 con el fallecimiento en la Fundación Favaloro, por causa de un paro cardíaco no traumático, motivado en un fallo multiorgánico, debido a un shock séptico por causa de una infección que se expandió en la zona abdominal”.

La investigadora citó luego que Ana Ceballos “una vez realizada la CPRE, fue internada en la Clínica Argentina con un diagnóstico de posible pancreatitis post CPRE. Estuvo internada desde el 24 de agosto hasta el 29, cuando se le dio el alta y es reingresada el día 30”.

Y remarcó: “Recién el 31 se hace una laparotomía exploratoria, donde se puede observar cerca del duodeno que había líquido biliar, se hizo un lavado amplio de cavidad, se colocaron puntos en el duodeno y la paciente fue internada en terapia intensiva, para luego ser trasladada a la Fundación Favaloro, donde 29 días después falleció”.

La fiscala recordó que en la Clínica Argentina el tratamiento estuvo a cargo del médico cirujano Ricardo Pasaman.

La fiscala consideró y adelantó que tratará de probar que “en el marco de esta intervención, entendemos que no se practicaron los recaudos posteriores que la comunidad médica indica”.

A su turno, el defensor Francisco Marull hizo un detalle de la intervención de los profesionales acusados día por día, remarcó que en todo momento la paciente estuvo con asistencia médica y adelantó que probará la inocencia de sus defendidos.

En la mañana de hoy, durante la segunda jornada de debate, se espera el aporte de peritos de la Corte Suprema de Justicia a través de una videoconferencia.

Temas en esta nota: