Pico: Cambiemos pide subastar vehículos en vez de compactarlos

El bloque pide que la iniciativa sea tratada por el Concejo. Los concejales se quejan porque el proyecto de ordenanza que presentaron está sin tratamiento desde el mes de abril.

General Pico (Agencia) - El bloque Cambiemos Propuesta Federal del Concejo Deliberante de la ciudad insistió en la necesidad de que sea tratado el proyecto que presentó en abril de este año para que, en caso de aprobación, se habilite la subasta de vehículos retenidos por infracciones de tránsito. La iniciativa establece que el dinero recaudado sea repartido entre las áreas de Tránsito y Desarrollo Social. Los referentes opositores se mostraron disconformes con la intención de la Municipalidad local de compactar los rodados, sobre la que aseguran que no traerá ningún beneficio.

“Nos encontramos con la noticia que el Municipio, a través de los medios de comunicación, informa que realizará una nueva compactación de vehículos retenidos, mientras nuestro proyecto fue presentado, por segunda vez, el día 11 de abril y tratado solamente el 18 del mismo mes”, recordó el presidente del bloque Cambiemos, Jorge Audisio.

El concejal volvió a plantear que el proyecto de ordenanza por el cual se pretende avanzar con la subasta de vehículos, objeto de secuestros o retenidos por parte de las autoridades municipales, está sin tratamiento desde el mes de abril.

Explicó que la realización de la subasta pública, tal como se resguarda entre los puntos incluidos en el proyecto, “se ejecutará luego de efectuar un procedimiento o protocolo previo. Se entiende que recién se accionará sobre el vehículo seis meses después de su retención o secuestro por causas tales como multas y/o infracciones de tránsito”.

Mencionó que esta iniciativa la idearon “luego de recorrer los depósitos donde se encuentran los vehículos retenidos, y constatamos tiempo después que los municipios de Berazategui y Villa María ya habían hecho punta con la implementación. El año pasado se rechazó porque supuestamente se dificultaba ponerlo en marcha por el tema de la titularidad del comprador durante la subasta”.

Ante la primera negativa del Cuerpo Deliberativo, “reformulamos el proyecto y este año lo volvimos a presentar porque estamos convencidos de la propuesta. La subasta permite que los vehículos puedan ser aprovechados por la gente que no tiene posibilidades de comprarlo en una agencia y, además, se establece que cubiertos los gastos administrativos de rigor, el 50 por ciento de lo producido se reinvertirá en el área de Tránsito y el restante 50 por ciento en Desarrollo Social”.

Plazo razonable

Audisio consideró razonable el período “ventana” de seis meses para encarar la subasta, dado que “es tiempo suficiente para que quien desee recuperar el bien lo haga, porque luego de ese lapso pasarían otros tres o cuatro meses que demoraría el proceso de tramitación. El propietario tendrá todas las posibilidades de recuperar su vehículo luego de pagar las costas del proceso”.

En caso de que se habilitara la venta de los rodados retenidos y que no fueran buscados por sus dueños “al término de la subasta, el Municipio le entregará un certificado al comprador y con ese documento la persona tramitará la titularidad ante el Registro del Automotor”. Sostuvo que esta nueva forma “descomprimiría los depósitos en los cuales el Municipio paga un alquiler mensual determinado, lugares que ya afrontan una importante carga de vehículos”.

Además de los componentes económicos contemplados en esta ordenanza, “también se tienen en cuenta los aspectos ecológicos, ya que casi la totalidad de los vehículos en esta condición permanece acopiada en grandes depósitos generándose en esos terrenos un microclima propicio para el alojamiento de alimañas, roedores e insectos de todo tipo y calibre, algo que a los vecinos les molesta y mucho”.

Temas en esta nota: