Atentado a docente: confirman que la carta intimidatoria la escribió un imputado

El texto de puño y letra fue escrito por un estudiante del Instituto Nuestra Señora. El dato se conoció luego de la actuación de un perito calígrafo. Se esperan otras pericias en la causa, como la apertura de los teléfonos celulares de los imputados.

General Pico (Agencia) - En los últimos días tuvo importantes avances la causa iniciada tras el atentado que sufrió una docente piquense en su vivienda a comienzos del mes de julio de este año. Los peritos calígrafos que analizaron la carta intimidatoria que dejaron los autores confirmaron que la letra pertenece a uno de los tres adolescentes que fueron formalizados por este hecho. Los investigadores aguardan la llegada de otros informes, como las aperturas de teléfonos, para avanzar en una eventual acusación contra los alumnos de la víctima.

El caso tuvo lugar el sábado 8 de julio de este año, en una vivienda del Barrio Norte de General Pico, donde reside la docente Guadalupe Vaio. Aprovechando que sus propietarios no estaban, en horas de la madrugada tres enmascarados arrojaron piedras y dos bombas molotov contra el frente del inmueble, además de intentar dañar una cámara de seguridad. Tras el ataque, dejaron una carta intimidatoria que rezaba: “Aprobá a todas las escuelas privadas o esto no va a ser ni la mitad de lo que te voy hacer, hija de puta”.

Tras la denuncia de la educadora, la Justicia inició una investigación en la que fue clave el material captado por la cámara, además del testimonio de un vecino que llamó a la Policía y otros elementos que se pudieron recopilar, como por ejemplo la palabra de un comerciante que en días previos vendió unas máscaras poco habituales a un grupo de jóvenes, las cuales coincidían con las que se observaban en las grabaciones.

Después de individualizar a los tres posibles sospechosos, alumnos de instituto privado “Nuestra Señora”, se les tomó declaración a ellos y a otros chicos que concurren al mismo colegio. Luego, los menores involucrados fueron sometidos a mediados de agosto a una audiencia de formalización de la investigación fiscal preparatoria, al ser mayores de 16 años se los imputó por “amenazas coactivas y daño agravado, en concurso real”.

En el mencionado procedimiento judicial, la fiscala Ivana Hernández pidió la realización de diferentes pericias, como por ejemplo el análisis de la carta intimidatoria por parte de una perito calígrafa del Ministerio Público Fiscal. Esta semana la investigadora confirmó que la profesional determinó que la letra del texto manuscrito corresponde a la de uno de los imputados, quien quedó seriamente comprometido con el hecho.

Hernández informó que aún se está a la espera de otras pericias solicitadas, como la apertura de los teléfonos celulares de los tres imputados para poder analizar los mensajes de texto, whatsapp, redes sociales y llamadas en los momentos previos y posteriores al hecho.

Una vez que se tengan todos los informes, la representante del MPF deberá evaluar si avanza en una acusación contra los tres sospechosos o alguno es sobreseído.

Temas en esta nota: