Dos meses de prisión por agredir a un referí

Es por una "patada en los testículos" que sufrió el árbitro Antenor Clemente Vázquez. 

El juez de control de General Acha, Diego Ariel Asín, condenó a Rodrigo Alejandro Andrade González, como autor material y penalmente responsable del delito de lesiones leves, en relación al artículo 2° de la ley 24.192 de Espectáculos Deportivos, a la pena de dos meses de prisión de cumplimiento efectivo, declarándolo reincidente.

La resolución de Asín fue consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado presentado conjuntamente por el fiscal Juan Bautista Méndez, el defensor oficial Marco Mezzasalma y el imputado, un empleado de 34 años que admitió su culpabilidad.

Esta es el segundo fallo condenatorio en la provincia, en el último mes, por infringir la Ley de Espectáculos Deportivos. El 27 de octubre, el juez de control santarroseño, Nicolás Casagrande Lorences, había condenado al padre de un futbolista a dos meses de prisión en suspenso –más una inhabilitación de ocho meses para concurrir a espectáculos deportivos– por agredir a un árbitro en un partido de inferiores entre Belgrano y All Boys.

Además existe otra causa abierta por la denuncia del árbitro José Moreno, quien fue agredido el mes pasado durante un partido de inferiores entre Macachín y La Barranca; y la semana pasada, el juez de control de General Pico, Alejandro Gilardenghi, le otorgó el beneficio de la probation –o suspensión de juicio a prueba– por un año a una madre que atacó con un palo al referí Alexander Orueta en encuentro de inferiores entre Alvear FBC e Independiente de General Pico.

En el legajo resuelto por Asín quedó probado que el 21 de agosto pasado, Andrade González “agredió físicamente, más específicamente en los testículos, al árbitro de fútbol Antenor Clemente Vázquez”, al concluir el partido de la primera división de la Liga Confluencia entre Club Social y Deportivo de 25 de Mayo y Círculo Italiano de Villa Regina, que se disputó en el Polideportivo Municipal de aquella localidad.

En su denuncia el referí señaló que, al concluir el cotejo y mientras era escoltado por la policía, comenzó a ser insultado por un grupo de simpatizantes del equipo veinticinqueño y, en un momento, también fue “agredido físicamente por dos individuos” que no conocía y que oyó les decían ‘Regalones’ (apodo de Andrade González). Ellos le dieron una patada en los testículos. A posteriori, cuando se retiró del estadio en su vehículo particular, afirmó que fue “abordado por otro grupo de personas que se lo golpearon con manotazos y patadas”.

Durante la rueda de reconocimiento efectuada el 29 de agosto, en la Oficina Judicial de General Acha, el árbitro reconoció al imputado y dijo que una sola persona fue la que lo había golpeado. Ello fue confirmado por un testigo. En ese trámite intervino la fiscala de 25 de Mayo, Eugenia Bolzan. Andrade González ya cumplió con la pena establecida pues permaneció detenido preventiva desde el mismo día de los incidentes.

En 2015, el acusado había sido condenado a ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo (ex pareja), amenazas y desobediencia judicial, en concurso real, y esa pena le había sido unificada con otra anterior de un año y cuatro meses por lesiones leves agravadas por el vínculo –dos hechos– y lesiones graves, en una pena única de dos años de cumplimiento efectivo.

Temas en esta nota: