Condenan a Tessio a 18 años de prisión

Tessio fue declarado culpable de la muerte de un bebé de 10 meses en Realicó. El Tribunal desestimó la versión del imputado sobre que se trató de una caída accidental y lo consideró responsable del delito de “homicidio simple”.

General Pico (Agencia) - Los jueces Florentino Rubio, Carlos Pellegrino y Marcelo Pagano condenaron ayer a Pablo Daniel Tessio a la pena de 18 años de prisión por el “homicidio simple” de un bebé de 10 meses. El hecho ocurrió en diciembre de 2015 en un domicilio de la localidad de Realicó. La Fiscalía había solicitado 20 años de prisión, mientras que la Defensa había requerido una condena de 6 meses por entender que se trató de un hecho culposo.

Según resumió el Tribunal en su sentencia, la prueba debatida permitió tener por cierto que a las 16:30 horas del día 12 de diciembre de 2015, en una de las habitaciones de la vivienda ubicada en la calle Italia 2.270 de Realicó, Tessio agredió físicamente a G.A.R. lanzándolo violentamente contra una superficie plana, el suelo o la pared.

La brutal acción del homicida le provocaron al bebé de 10 meses “un traumatismo de cráneo con fractura y desplazamiento de los huesos, pérdida de masa encefálica, hemorragia y necrosis cerebral, lesiones que causaron su muerte, ocurrida a las 20:30 horas del mismo día”.

Los jueces concluyeron que de las pruebas valoradas surge con certeza que el bebé “no sufrió una caída accidental, sino que fue golpeado violenta e intencionalmente por Tessio ocasionándole graves lesiones que le causaron la muerte”.

Recordaron en el fallo que el homicida, tanto en su indagatoria como en la reconstrucción, quiso “enmarcar el hecho dentro de lo que habría sido un accidente fatal, al afirmar que estaba parado y tenía alzado al niño para calmar el llanto, cuando éste se fue para atrás cayendo sobre el larguero de la cama y luego al piso”.

Observó también el fallo que “esta versión no es la que le dio a Dalma Rodríguez (mamá del bebé), a quien le dijo que su hijo se le resbaló, que estaba mojado y se dio la cabeza con el ventilador, para luego cambiar la versión diciendo que se dio la cabeza contra la cama”.

Contundente

Pero lo que llevó a descartar de manera “absoluta” la hipótesis del accidente fueron las “contundentes, precisas y claras afirmaciones de los doctores Toulouse, Ripa y Olivetto”.

Recordaron los jueces en tal sentido que el forense Juan Carlos Toulouse afirmó que las lesiones que presentaba no son compatibles con una simple caída de esa altura, de 1,50 o 1,60 metros”. Y aseveró que el menor “fue tomado y golpeado contra una superficie plana y amplia”.

Por su parte, el doctor Ripa puso como ejemplo “un accidente de tránsito o de una caída de un segundo o tercer piso, para dimensionar en la realidad la extrema y enorme violencia que se necesita emplear para ocasionar las lesiones que presentaba el niño”.

Indicó en ese punto que “el desprendimiento del hilio se produce por una fuerza grande, de alto impacto. Recalcó que si el niño tenía desprendimiento hiliar y hematoma en el estómago, si es por caída simple debió haber sido de un segundo o tercer piso, o producto de un choque de frente a 80 kilómetros y el chico con cinturón de seguridad.

También el doctor Olivetto “desde un primer momento sospechó, por el estado neurológico del niño, que no se trataba de una caída accidental, que las lesiones no eran compatibles con la caída desde una cama, lo que la llevó a entrecomillar la palabra caída, por eso ordenó llamar a la Policía desde el hospital de Santa Rosa”.

Sin sustento

Los jueces también concluyeron que, según la reconstrucción del hecho, la versión de la caída accidental de Tessio “no se corresponde con la gravedad de las lesiones y la ubicación de las mismas, ni con lo señalado por el doctor Toulouse”.

Y recordaron lo que el condenado había dicho, por eso es que “si el niño se hubiera tirado hacia atrás como indicó el imputado, hubiera quedado colgado, sostenido por el brazo de éste, pues indudablemente un bebé de diez meses no puede vencer la fuerza de un adulto”. Y en caso de que haya logrado resbalarse, “hubiera golpeado con la cabeza, la que hubiera absorbido la totalidad del impacto, quedando sin explicación las graves lesiones del tórax”.

 

Temas en esta nota: