La Legislatura de Mendoza aprobó la expropiación de tierras para Portezuelo

 

La Cámara de Diputados, por mayoría, convirtió en Ley la declaración de utilidad pública que permitirá la expropiación de los inmuebles necesarios para el emplazamiento de las obras, yacimientos de material para su construcción, caminos de acceso y servicios, líneas de energía que corresponderá al embalse y central hidroeléctrica para la realización de la obra multipropósito Portezuelo del Viento.

Según explicó el diputado Gustavo Villegas (UCR) la ley encomienda a tal fin al Poder Ejecutivo para que “se proceda a la afectación al dominio público y en consecuencia se destine a la construcción, operación y mantenimiento de la Obra Multipropósito Portezuelo del Viento, así como las obras complementarias para atender las necesidades del proyecto y de sus implicancias ambientales y sociales”.

Asimismo por intermedio de los organismos competentes, se dispondrá la reubicación de las personas afectadas, de manera de lograr el restablecimiento de las condiciones socioeconómicas anteriores a la afectación dispuesta, en tanto que los costos de dicha reubicación deberán incluirse en el presupuesto de la obra.

En ese sentido, Villegas agregó que el objetivo es precisamente que se respeten “las condiciones socio económicas” de los habitantes afectados del paraje Las Loicas, y que además, “la intención es mejorar esa situación con la explotación de Portezuelo del Viento”.

Por su parte, el diputado José Muñoz (PJ) señaló que “con beneplácito veo que se prioriza la reubicación de los poblados de Las Loicas y de puesteros y reconozco que este proyecto es muy importante para el desarrollo del sur mendocino”

Cabe agregar que la concesión para la generación de energía eléctrica a partir del uso del recurso hídrico, será entregada a la Empresa Mendocina de Energía SAPEM, cuyo objeto será desarrollar el proyecto sobre el Río Grande, de aproximadamente 210 Megavatios de potencia instalada, por el término de 50 años, desde la habilitación comercial.

En total se expropiarían unas 3.000 hectáreas.

La normativa cuenta de once artículo y, además de solicitar la declaración de utilidad pública seis propiedades privadas y 23 terrenos fiscales, determina la reubicación de las personas afectadas por esta ley.

Junto a esto, se le otorga por cincuenta años la concesión de la generación de energía eléctrica a la Empresa Mendocina de Energía. En este sentido, las regalías obtenidas se enviarán al Fondo del Plan de Infraestructura Eléctrica de Alta Tensión y Zonas Aisladas y Zonas a Desarrollar (Fopietzad), que se utilizará para financiar otras obras.