Victorica: colocarán cámaras en las barras de los boliches

El Concejo Deliberante de Victorica aprobó una ordenanza que obliga a los boliches bailables de la localidad a colocar cámaras de vigilancia en sus instalaciones. Se grabará lo que suceda en las barras y en el ingreso a dichos locales. La ordenanza fue presentada por el Ejecutivo municipal y consensuada con los propietarios de los boliches.

La Ordenanza Nº 2139/17 fue aprobada el pasado 14 de septiembre por el CD de Victorica y establece una serie de normas para los boliches bailables, entre las que se destaca que “la Municipalidad instalará, a costa del propietario, una cámara de seguridad en el ingreso al local y una sobre cada una de las barras expendedoras de bebidas”.

Hugo Kenny, intendente de Victorica, dijo ayer en declaraciones a LU 33 que “esta historia lleva mucho tiempo de trabajo. La primera propuesta fue de un empresario porque su intencion era sacarse la responsabilidad sobre la venta de alcohol a menores”.

Explicó que “se daba esa situación entre el bolichero y el inspector: ’Yo no le vendí, le convidó un mayor por un pase de manos’, y ahora eso va a quedar registrado porque las cámaras grabarán lo que pase en las barras”.

Las cámaras estarán conectadas a un centro de monitoreo del municipio, donde quedarán registradas las imágenes.

Otro de los motivos para instalar las cámaras fue el control del ingreso de menores a los boliches. “En Victorica se permite el ingreso a los menores de quince años cumplidos con autorización de los padres y con un carné municipal. Lo que se va a controlar es que se esté exigiendo la presentación de ese carné”, detalló Kenny.

En la redacción de la ordenanza participaron los concejales y la jueza de Faltas y también se dio intervencion al Ministerio de Seguridad de la Provincia.

Kenny indicó que “generó un poco de revuelo esta idea de que estemos invadiendo la privacidad pero lo que queremos es sumarle más herramientas a la jueza de faltas o eventualmente a la Justicia si se genera un acta de infracción, que necesite saber si el bolichero vendió alcohol o permitió el ingreso de menores al local”.

Sostuvo que esta medida quiere ser “un elemento probatorio que se agrega, a través del buen uso de la tecnología”.

El jefe comunal agregó que ayer “procedimos a la compra de los dos equipos de cámaras para los dos boliches, y luego se las financiará a traves del municipio para que los empresarios puedan pagar las cámaras”. La instalacion, el cableado y el sistema de grabación estara a cargo del municipio mientras que los propietarios de los boliches deberan colocar carteles en los ingresos a sus locales.

Además, la ordenanza estipula que “la venta de bebidas en la barra deberá realizarse en envases descartables y que la apertura de los envases originales se deberá hacer sobre la barra y a la vista del cliente”, detalló Kenny y explicó que “antes se hacia abajo y el cliente no podia ver lo que le servian”.

El incumplimiento de lo establecido por la normativa serán consideradas faltas graves y sancionadas con multas de cien a mil unidades fijas (UF). La confluencia de varias faltas podrá derivar en la clausura de los locales.

La ordenanza también indica que los boliches “deberán contar con personal de Seguridad Privada dentro del local, en razón de una persona de Seguridad cada 75 asistentes, con un mínimo de 3 agente por evento”.

Finalmente, Kenny consideró que “lo que queremos generar una conciencia de no consumo de alcohol. Aca hay dos boliches, uno para 400 personas y otro para 800, son los boliches mas grandes y de mayor convocatoria de la region y hay un movimiento muy grande todos los fines de semana”.

Temas en esta nota: