El G20 presiona a Maduro y pide elecciones libres en Venezuela

El Grupo de Contacto sobre la situación en Venezuela pidió hoy al presidente Nicolás Maduro que acepte "la asistencia humanitaria internacional" para tratar la salud y el bienestar de la población" y reiteró el reclamo de "elecciones libres" en ese país.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, que preside ese grupo, se reunió este lunes con sus pares que participan de la reunión del Grupo de los 20 (G 20) que se realiza en la Capital Federal para analizar la situación de ese país latinoamericano.

En una declaración, los ministros pidieron al presidente de Venezuela "aceptar ofertas de asistencia humanitaria internacional para tratar la salud y el bienestar de la cada vez más empobrecida población".

Criticaron además al gobierno venezolano porque sus medidas "conducen a un mayor éxodo de los ciudadanos venezolanos, con importantes efectos colaterales para los vecinos de ese país y otros países que están recibiendo a los migrantes".

"De cara al futuro, los participantes reconocieron que para que exista un Gobierno en Venezuela que garantice el apoyo de la región y que esté preparado para ejecutar políticas económicas para recuperar la prosperidad de Venezuela, se requerirá del apoyo total de la comunidad financiera internacional", agregó la declaración de los ministros.

El comunicado señaló además que los participantes del encuentro "tomaron nota de las recientes resoluciones de ministros de Relaciones Exteriores de la región, en la OEA y el Grupo de Lima, instando al régimen de Maduro a realizar elecciones que sean libres y justas".

La declaración sostiene que la Asamblea Constituyente de Venezuela "es un ente que carece de legitimidad y legalidad, cuya existencia y decisiones no son reconocidas".

En el encuentro se analizaron "las sanciones que la comunidad internacional ha implementado en contra del régimen de Maduro, incluyendo la capacidad para obtener financiamiento por fuera de los procedimientos estipulados por la Constitución de Venezuela y para proteger el sistema financiero internacional de posibles abusos".

"Los participantes reconocieron la importancia de continuar trabajando coordinadamente a través de sus respectivas unidades de inteligencia financiera para impedir cualquier forma de financiación ilícita", finalizó.
.

Temas en esta nota: