Carrió pidió se investigue la acusación contra Arribas

La diputada y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, le pidió hoy a la Justicia que investigue la acusación de la Policía Federal de Brasil contra el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, sobre supuestas coimas por 850.000 dólares.

Según confirmaron a NA fuentes cercanas a Carrió, la legisladora presentó dos escritos ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral para que profundice la información que publicaron medios del país vecino en base a una investigación policial.

Se trata de dos documentos idénticos que la socia fundadora de Cambiemos entregó al magistrado federal que sobreseyó a Arribas en la causa por los supuestos pagos que habría recibido de parte de la firma Odebrecht.

Además, Canicoba Corral tiene en su poder la denuncia que el funcionario nacional hizo contra el operador brasileño Leonardo Meirelles por presunto falso testimonio, luego de que éste lo acusara de recibir 850.000 dólares de la constructora protagonista del escándalo del Lava Jato.

El objetivo de la diputada oficialista es "que se investigue y quede todo claro" en relación al jefe de la AFI, indicaron a esta agencia allegados a Carrió.

La líder de la CC había sido quién en enero de 2017 presentó la denuncia penal contra Arribas para que se aclare su relación con Odebrecht, causa que ahora está en manos de la Corte Suprema de Justicia, tras la apelación que hizo la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) al sobreseimiento del funcionario.

Según publicaron los diarios O Globo y Estado, en una derivación del Lava Jato, la Policía Federal de Brasil acusó al jefe de la AFI de haber recibido 850.000 dólares de una estructura montada para lavar dinero y evadir a través de sociedades "pantalla" y cuentas offshore.

Se trata de la denominada "Operaçao Descarte", que investigó a la empresa a cargo de la recolección de residuos en San Pablo, "Consorcio Soma", que recurrió a una operatoria de facturas truchas para generar fondos negros y transferir dinero a los destinatarios finales.

Carrió también había apuntado a Arribas en el momento de su designación, cuando consideró que no tenía la "idoneidad" requerida para el cargo.

Luego, la diputada había tenido un cruce con la AFI tras denunciar espionaje ilegal en su contra durante un viaje a Paraguay, aunque tras recibir un informe del jefe de los espías se retractó.

Temas en esta nota: