Sequía: para Federación Agraria, las pérdidas llegan a U$S 3.000 millones

En un comunicado de prensa, la Federación Agraria Argentina (FAA) alertó sobre el avance de la sequía en la zona núcleo del país, que genera un panorama muy complicado para los pequeños y medianos productores que ya venían atravesando serios problemas desde la anterior campaña de granos también por los efectos de las malas condiciones climáticas.

"Siguen sin corregirse los problemas de los mecanismos de ayuda, que son defectuosos. Es una situación alarmante porque de no haber soluciones concretas, una nueva camada de chacareros va camino a la desaparición", indicaron desde la entidad que preside Omar Príncipe.

Los datos aportados por la Secretaría Gremial de la Federación Agraria sobre los efectos de la sequía, muestran caída de rendimientos del 27% para la soja de primera, más del 46% en soja de segunda y se estima hasta en 3.000 millones de dólares el costo de la sequía.

Ante esta situación, la entidad federada solicita la rápida actualización de los fondos previstos por la Ley de Emergencia Agropecuaria, que desde el 2009 "tiene un magro financiamiento de 500 millones de pesos, a todas luces insuficientes para cubrir los daños". Además, desde FAA, se insta al gobierno nacional y a los legisladores a apurar la creación de un Seguro Multirriesgo, que podría servir como herramienta para compensar pérdidas.

Preocupación

El escenario de sequía llega en un momento donde el endeudamiento de los pequeños productores con las cooperativas creció un 20% en un año, por falta de mecanismos de financiamiento y aumento de costos ya se encuentra vendida el 85% de la cosecha y ante un momento de falta de precipitaciones como el actual y menores rendimientos de los cultivos: "Los federados solicitan soluciones concretas".

Omar Príncipe, presidente de FAA, dijo: "Estamos muy preocupados porque ya va más de un mes de una sequía prolongada y el Servicio Meteorológico no habla de lluvias para los próximos días. Por eso estamos insistiendo desde nuestra entidad que se adopten y tomen medidas urgentes para la que es una de las sequías más importantes de las últimas décadas".

Sobre las pérdidas que generará la sequía, el dirigente federado aseguró que "es difícil cuantificar el nivel general de pérdidas: puede haber casos con pérdidas del 50%, otros del 80%, o del 20% dependiendo del campo, de la zona y del cultivo. Porque, por ejemplo, el maíz ya pasó la época de floración y quizá pueda tener una pérdida del 50 o 60%. En este caso, que llueva ahora, así sean 50 mm, ese cultivo ya tiene una pérdida irreparable", explicó.

La soja tiene otro sistema, más largo que le da ciertas posibilidades de volver a producir granos, pero las cifras también son millonarias: "A nivel general, en toda la Pampa Húmeda se está hablando de una disminución de entre 7 y 8 millones de toneladas de soja, que es un porcentaje muy grande a nivel nacional. También se está hablando de 3 millones de toneladas de maíz; traducido en cifras supera los 3 mil millones de dólares".

El dirigente también explicó que esto se suma a las pérdidas de las pasturas y productores tamberos o de cerdos que a esta altura del año hacen las reservas de forraje para el invierno. "Además persisten los problemas para los tamberos, en el marco de la difícil situación de la lechería, que parece una crisis sin fin".

Temas en esta nota: