AMIA: el Gobierno pidió la absolución de tres acusados de encubrir el atentado

La querella del Ministerio de Justicia no solicitó en su alegato penas para los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia ni para Jorge "Fino" Palacios. Sí pidieron 6 años para Carlos Menem, 8 para el exjuez Galeano y 1 para el extitular de la DAIA, Rubén Beraja.

Como habían advertido familiares de víctimas del atentado a la AMIA, el Ministerio de Justicia que conduce Germán Garavano pidió hoy, en su alegato del juicio por encubrimiento, la absolución de los dos fiscales acusados, Eamon Mullen y José Barbaccia, y del exjefe de la Policía Metropolitana nombrado por el presidente Mauricio Macri cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge "Fino" Palacios.

El encargado de la lectura del alegato fue el abogado José Console, representante de la querella del Ministerio y denunciado por agrupaciones de familiares como Memoria Activa por sus vínculos con Daniel Angelici (Console integra el Tribunal de Disciplina de Boca Juniors).

"¿Por qué lo presenta solo Console y no el resto de los abogados de la Unidad AMIA? Porque es el único que cedió a las presiones del ministro Germán Garavano para no acusar a los exfiscales Mullen y Barbaccia", señalaron desde Memoria Activa, y agregaron que, "a pesar de que Garavano lo desmiente, siguen apareciendo pruebas de que todos los abogados del Ministerio que siguieron el juicio querían acusarlos porque hay sobradas pruebas contra ellos".

"Estamos absolutamente en desacuerdo, situación que le hemos hecho saber al Dr. Console en reiteradas oportunidades, destacando los fundamentos jurídicos de nuestra oposición", dijeron los abogados del Ministerio sobre la situación de Mullen y Barbaccia, excolaboradores de Alberto Nisman en el comienzo de la investigación.

"Además de haber concurrido a la mayoría de las audiencias celebradas en estas actuaciones, hemos examinado en profundidad toda la prueba rendida en autos, hemos hecho comparaciones, evaluaciones y razonamientos, que por medios de la seria ponderación de las mismas en su conjunto, nos lleva sin lugar a dudas, a DISENTIR con el forzado concepto que quiso imponer Console", agregaron.

Sin embargo, a pesar de esa oposición manifiesta de los letrados, del escándalo que se generó a partir de la reivindicación de los exfiscales que hicieron tanto Garavano como la actual conducción de la AMIA y de las durísimas críticas de Elisa Carrió, el Ministerio de Justicia emitió un comunicado en el que justifica la decisión de salvar a los imputados, y asegura que "el equipo de abogados (...) meditaron la prueba producida y llegaron a una postura mayoritaria".

Temas en esta nota: