Fracasó la licitación de la palmera

El Gobierno decidió rechazar la oferta que recibió para adquirir una palmera que reemplace a la que murió en la Casa Rosada debido a que "no se cumplían los requisitos legales", por lo cual seguirá buscando alternativas, mientras que mañana se retirará el ejemplar sin vida a raíz del peligro de caída.

"No es que se canceló la compra. Hubo un único oferente y no cumplía con todos los requisitos legales que tiene que tener, así que se lo rechazó y quedó fracasada la compra", indicaron voceros de la Secretaría General de la Presidencia a NA.

A su vez, también había generado repercusión en las redes sociales la posibilidad de que se desembolsaran 235 mil pesos para la compra de la palmera de reposición, lo cual habría sido otro motivo para no avanzar con su adquisición.

Luego de que fracasaran los intentos por revivir al centenario ejemplar, la Secretaría General había abierto un proceso de compra de "una palmera butia yatay de fuste de diez metros de altura, con sesenta centímetros de diámetro de tronco liso" y la única oferta que se recibió fue la realizada por la empresa de un productor correntino de la ciudad de Goya, quien cotizó 235.950 pesos.

"Mañana (por este sábado) sacamos la muerta porque ya hay peligro de que se caiga. Estamos analizando alternativas. Una es la donación pero hay que ver si efectivamente conseguimos que nos donen una palmera con las características de la que hay que plantar", explicaron a NA voceros gubernamentales.

Al respecto, indicaron que "no es tan sencillo" el proceso ya que incluye "la extracción del ejemplar desde su lugar de origen, traslado desde donde está hasta la Rosada, plantación, y tratamiento durante un año para que quede bien y se adapte".

A su vez, precisaron que "esta es ya lo segunda vez que fracasa la licitación, así que hacer un tercero llamado no tendría mucho sentido", por lo cual y una donación sería la salida más probable.

El Patio de las Palmeras de la Rosada se encuentra vallado desde comienzos de 2018 y el ejemplar fallecido, que se retirará este sábado, está desde hace varios meses sostenido por alambres a los balaustres del segundo piso de la sede gubernamental para evitar que se caiga.

Temas en esta nota: