Agrupaciones de izquierda y DD.HH. marcharon contra la represión

 Agrupaciones de izquierda, sindicales y de derechos humanos se manifestaron hoy en Plaza de Mayo para reclamar la liberación de los militantes detenidos durante las protestas contra la reforma previsional y la "cárcel común" para los represores de la última dictadura, al tiempo que denunciaron una "escalada represiva" del Gobierno.

Convocados por el Encuentro Memoria Verdad y Justicia y el Partido Obrero (PO), los manifestantes se concentraron en el Congreso a las 17:00 y marcharon hacia Plaza de Mayo mientras cantaban consignas como "libertad a los presos por luchar" y "fuera Patricia Bullrich", en referencia a la ministra de Seguridad.

De la movilización participaron seccionales de algunos sindicatos, como Suteba-La Matanza; la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi); la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), entre otros.

Los principales reclamos de la protesta fueron la liberación de César Arakaki y Dimas Fernando Ponce, militantes del PO detenidos por los incidentes del 18 de diciembre pasado frente al Congreso, cuando se discutía la reforma previsional; y la cárcel común para el represor Miguel Etchecolatz, recientemente beneficiado con el arresto domiciliario.

Al llegar a la Plaza de Mayo, los manifestantes leyeron un comunicado en el que denunciaron una "escalada represiva del Gobierno de Mauricio Macri, que intenta instalar un Estado de excepción para avanzar con su ajuste".

En este sentido, afirmaron que "la ofensiva represiva pegó un salto con la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel, ambos por las fuerzas de seguridad conducidas por Patricia Bullrich".

"Exigimos la cárcel común y efectiva para todos los genocidas. Las últimas muestras de impunidad que tenemos que tolerar son la prisión domiciliaria a Etchecolatz y el ascenso del gendarme Emmanuel Echazú (imputado en la causa judicial que investiga la muerte de Maldonado)", señaló otro de los puntos del comunicado.

También rechazaron la "judicialización de la acción de los diputados" que trataron de interceder entre la Gendarmería y los manifestantes el día de las protestas contra la reforma previsional, en diciembre pasado.

Por otra parte, calificaron como "esclavista" al proyecto de reforma laboral que impulsa el Gobierno y agregaron: "Seguiremos luchando para que no pueda aprobarlo".

"Violencia es meter palos y gases a los reclamos sociales, saquear el bolsillo de los jubilados, la reforma laboral, los despidos, las paritarias a la baja, aprobar las leyes que ordena el FMI", señaló el comunicado que leyeron los manifestantes.
La protesta finalizó con la histórica proclama de la lucha por los derechos humanos: "¡30 mil compañeros detenidos desaparecidos! ¡Presentes!".

Temas en esta nota: